Cortes de agua cuasan malestar en el barrio Atucucho…
Salvador Ramos fue el presunto autor del tiroteo en Texas
Todos los muertos en la escuela de Texas estaban en …
Corea del Norte lanza misil intercontinental tras la…
Sentenciada por planificar asesinato de su madre dej…
Ecuador cuenta con una nueva Lista Roja de mamíferos
Grupo de personas protesta y hay cierre de vías en Quito
Juez niega proceso de exgerente de Yachay contra asa…

Posorja comenzará las pruebas en junio

Las grúas de pórtico se levantan en el muelle del Puerto de Aguas Profundas de Posorja. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Las grúas de pórtico se levantan en el muelle del Puerto de Aguas Profundas de Posorja. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Las grúas de pórtico se levantan en el muelle del Puerto de Aguas Profundas de Posorja. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Dos estructuras gigantes se levantan en el muelle. Otra todavía estaba en el buque Zhen Hua 26 que las trajo desde China, en un viaje de 42 días.

Son las tres primeras grúas de pórtico (Quay Crane) que se
instalan en el muelle del Puerto de Aguas Profundas de Posorja. El 2020 llegará la cuarta.

Las grúas servirán para atender a los barcos Neo Panamax, Post Panamax y Triple E Class que arribarán desde agosto de este año al nuevo puerto.

La megaestructura portuaria que se construye a 80 kilómetros de Guayaquil es una obra en constante movimiento. Desde el martes 16 de abril, cuando arribó el barco chino, la mayor atención se centró en el muelle de 400 m de longitud.

Pero en otras zonas se trabaja con la misma intensidad para poner a punto las obras civiles y de ingeniería para el primer puerto de aguas profundas de Ecuador. Unas 1 600 personas de empresas subcontratistas se mueven por las 40 hectáreas de la Fase 1 del proyecto, que construye la empresa DP World desde julio del 2017.

Ayer a las 08:00 se realizó la operación de bajar la tercera grúa gigante. Había que esperar que la marea estuviera alta para nivelar el barco con el atracadero. Trasladarla al muelle es “una operación bastante complicada e interesante desde el punto de vista de la ingeniería”. Eso explicaba Bruno Medeiros, director de Proyectos del Puerto, durante una visita de este Diario a Posorja.

Cada grúa de pórtico tiene una altura de 80 m y pesa 1 500 toneladas. Su tamaño equivale a un edificio superior a 25 pisos de alto. Y tiene una lanza o brazo de 65 m para alcanzar 23 filas de contenedores sobre los megabarcos. Podrán tener más de 50 movimientos por hora.

El Zhem Hua 26 arribó con las tres grúas de pórtico y 10 RTG (rubber tyred gantry) para operaciones intermodales, trasladar contenedores desde o hacia los camiones. Se completarán con otras 5. Estas se ubicarán en los patios con capacidad para 750 000 TEU (unidad de medida de contenedores) por año, en la Fase 1.

Todas llegaron armadas, pero se deben alinear y colocar sobre los rieles en los que se moverán. El buque trasladó un total de 6 300 toneladas y se convirtió en la primera embarcación en atracar en Posorja.

Alberto Sánchez, director Financiero de DP World, calificó como “hito importantísimo” el arribo de las grúas, pues son los principales equipos para la operación en muelle. Además, el barco navegó por el canal de acceso de 16,5 m de calado, que lo convierte en el de mayor profundidad en el país.
“Es otro hito la llegada al primer muelle de aguas profundas del país. Y nos pone a nivel competitivo de la región”.

DP World espera recibir los primeros barcos con carga en la segunda semana de agosto. Para eso está por firmar con una de las mayores navieras del mundo y también busca concretar negocios para convertirse en un puerto de trasbordo para otras terminales.

El puerto está en cuenta regresiva para entrar a operar la segunda semana de agosto. Hoy habrá un acto de inauguración de los nuevos equipos.

Las grúas pasarán a lo que se llama comisionamiento, es decir, recibirlas y ponerlas a punto con la asesoría de la empresa fabricante: Shanghai Zhenhua Heavy Industrias (ZPMC).

Se deberá terminar la pavimentación de los patios y probar el equipamiento y los sistemas de información. Se utilizarán las grúas para una etapa más de entrenamiento y capacitación de operadores. En junio comenzarían simulaciones con camiones y contenedores.

Según Sánchez, la inversión en la Fase 1 asciende a USD 538 millones. Eso incluye los sistemas tecnológicos con que operará el puerto. La innovación y la tecnología permitirán reducir los tiempos y brindar eficiencia a los usuarios, añade.

DP World contrató el sistema TOS Navis N4 para la gestión del movimiento de carga.

Las obras del dragado del canal de acceso ya terminaron en marzo. La carretera de 20 km, que conecta la vía Progreso-Playas con el nuevo puerto tiene un avance del 98%. El tramo final (exclusivo para la terminal) tendrá garitas automatizadas. Actualmente está habilitada parcialmente y en junio se abrirá al público.