EE.UU. suaviza las sanciones contra Venezuela para l…
Protesta para exigir justicia por dos jóvenes atrope…
El cadáver de una ballena jorobada fue sepultado en …
Ecuador recibirá USD 36,8 millones para promover el …
Los emprendimientos de Riobamba aprovechan las oport…
El retorno a la jornada laboral presencial desde el …
Médicos bolivianos van a paro por salarios impagos y…
Empresarios creen que retorno al trabajo presencial …

57 229 personas en Ecuador están con jornada reducida

Ciudadanos acuden a realizar trámites en el Ministerio del Trabajo, en Quito. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

En el Ecuador hay 57 229 empleados que laboran bajo jornadas reducidas, según datos del Ministerio de Trabajo a marzo del 2021..

Las actividades económicas con más registros son: industrias manufactureras, comercio, enseñanza, servicios y actividades profesionales.

En el sector de servicios trabaja Ana (solicitó que no se mencione su apellido). Desde que se inició la emergencia sanitaria por el covid-19, la joven madre hace teletrabajo y está con jornada reducida.

De marzo a junio del 2020 su empresa aplicó una disminución del 25% a las horas laborables y, en consecuencia, su salario bajó, conforme al Código del Trabajo y el Acuerdo 077.

En agosto, la firma donde Ana labora, desde hace cinco años, amplió la reducción de su jornada a un 50% y su salario bajó en un 45% con base en la Ley Humanitaria.

“Yo me siento afectada. La reducción del sueldo ha sido significativa y jamás he trabajado solo 4 horas. Hay días que estoy conectada más de 12 horas diarias”, señaló.

Por la reducción de su salario tuvo que dejar de pagar un seguro privado médico y priorizar los pagos de alimentación, educación y crédito hipotecario. La situación económica de su hogar se complicó cuando su hijo menor, que tiene 2 años, requirió una operación de urgencia, contó.

En abril pasado esta empresa entregó utilidades a sus colaboradores y todos pensaron que la situación estaba mejor y que les restituirían sus salarios y jornada laboral. Pero han conocido que la firma extenderá la medida de reducción por un año más.

La Ley establece que el ajuste a la jornada dura hasta un año, renovable hasta por un año más. Ana tiene la esperanza de que el nuevo Gobierno cambie esta medida.

Vanessa Velásquez, experta laboral, señaló que la entrega de utilidades de una empresa no es una condición para que los trabajadores vuelvan a una jornada completa.

Además, ella recordó que la Ley garantiza la entrega de este beneficio a los colaboradores en las empresas que han generado ganancias.

“Lo que la ley prohíbe es repartirse las utilidades entre los socios, estas ganancias están obligadas a ser reinvertidas dentro de la empresa mientras dure la jornada reducida”, dijo Velásquez.

En cuanto a las horas que deben laborar los trabajadores con jornada reducida, la experta señaló que el Acuerdo 181 da directrices para la desconexión y que solo deben trabajar las horas establecidas y que en el caso de Ana son cuatro al día. Si esta jornada no se respeta, la vía que hay es presentar una denuncia.

Respecto de la renovación de la jornada reducida, el Ministerio del Trabajo señaló que no necesita la aprobación de los trabajadores.

La empresa solo debe notificar la ampliación en la página web de esta Cartera.

El trámite puede hacerse hasta el último día de vigencia de la reducción inicial, y en las mismas condiciones.

El Ministerio del Trabajo ha defendido el mecanismo, dice que ha permitido salvar empleos frente a la crisis que impacta en las empresas.

Los trabajadores del Finca-Hotel Cotopaxi-Pungo tienen una jornada reducida del 50% desde el año pasado.

Sebastián Cornejo, propietario del lugar, señaló que está pensando renovarlo por un año más, por la caída de ingresos que enfrenta el sector turístico y que han bajado más por el nuevo confinamiento.

El directivo hotelero comentó que él sí reunirá a sus colaboradores para informarles de esta decisión.

Los trabajadores que sientan sus derechos vulnerados pueden hacer sus denuncias en el Ministerio del Trabajo de manera presencial o virtual y de forma anónima.

La entidad ha desarrollado un canal virtual, denominado Matilde, para receptar denuncias a través de su página web y por mensaje de WhatsApp al número: 099 894 6662.

Desde diciembre del 2020 hasta el 30 de abril pasado, esta plataforma ha atendido un total de 139 121 requerimientos de los ciudadanos.