15 de July de 2012 01:36

Opinión dividida por la prohibición de tarjetas

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cristina Delgado tenía en su mano la tarjeta de afiliación a la tienda de ropa DePrati. En uno de los almacenes, en Quito, le explicaron que esta ya no tiene validez desde el pasado viernes, debido a la resolución aprobada el 5 de julio por la Junta Bancaria, que prohíbe la emisión de tarjetas de crédito a las casas comerciales.

Delgado mantiene una deuda con esta cadena de tiendas, que espera finiquitarla en los próximos tres meses. Los empleados de la tienda le indicaron que los pagos pendientes tendrá que realizarlos con normalidad, de la misma manera en que lo hace.

Esta profesora quiteña comentó que esta nueva resolución es positiva, debido a que con menos tarjetas las posibilidades de endeudamiento se reducen.

En EtaFashion del Quicentro Sur (sur de Quito) los clientes acudieron ayer con normalidad. Débora Riera, administradora de este local, señaló que se prevé que en los próximos meses comenzarán a entregar créditos directos a sus compradores frecuentes. “Lo único que cambia es que la tarjeta desaparece”.

La misma estrategia utilizarán en Comandato. José García, jefe de la agencia del Centro Comercial El Recreo (sur de Quito) explicó que en las próximas semanas delimitarán los requisitos para ofrecer crédito. “Mantendremos las líneas de crédito, estamos definiendo la estrategia”.

Según lo que prevé este administrador, la idea sería entregar el crédito directo, con solo la cédula de identidad del cliente, utilizando para ello el historial crediticio de las personas.

Johana Peñafiel es afilada de la tienda Pycca y EtaFashion. Ella hacía uso de la tarjeta en la tienda de ropa, cada tres meses, cuando no contaba con efectivo. En el caso de la tarjeta de Pycca, la utilizaba una vez al año, en época de Navidad. Ahora, tiene previsto comprar en otros lugares o usar su tarjeta de crédito bancaria.

Para Verónica Cajas, quien tenía una tarjeta Planeta de EtaFashion, esta medida le perjudica, porque le servía para adquirir ropa adecuada para su trabajo. “Era una ayuda porque nos daban facilidades de pago y podíamos pagar en cuotas, sobre todo para las personas que mantenemos bajos ingresos al mes”.

Mientras que Armando Salazar adquirió hace un mes una refrigeradora con la tarjeta de la tienda de electrodomésticos Créditos Económicos. Cuenta que era una buena opción para realizar compras de sus artefactos del hogar. De esta forma pudo adquirir con mayor facilidad un televisor y un equipo de sonido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)