18 de September de 2010 00:00

No olvide deducir sus gastos del año

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Septiembre y octubre son los meses en los que las facturas y notas de venta recolectadas a lo largo del año deben desempolvarse.

A inicios de año, los contribuyentes que trabajan en relación de dependencia tenían dos opciones: una, llenar un formulario donde se calculaban los gastos del año en alimentación, salud, vivienda, educación y vestuario. Ese documento debía dárselo al empleador para reducir el pago mensual del Impuesto a la Renta; y dos, no hacer nada y asumir el descuento mensual.En el caso de las personas que no están en relación de dependencia y optaron por llevar sus gastos, el proceso es similar.

Desde hace un par de años, como cuenta el experto tributario Luis López, cada vez más personas optan por manejar las cuentas de sus propios gastos, ya que generan, al final del año, un ahorro importante. “Hasta finales de octubre, los contribuyentes deberán realizar un nuevo cálculo basado en las facturas y notas de venta que hasta ahora han reunido. Con ellas, deben realizar una nueva proyección”.

Pero el proceso, en apariencia sencillo, puede resultar un dolor de cabeza para los contribuyentes que no están acostumbrados a un proceso que requiere una alta dosis de paciencia y tiempo.

Eso le ocurrió a Andrea R., una profesional, madre de familia, que optó este año por llevar su propio cálculo de gastos para deducir del Impuesto a la Renta. Pero, como era su primera vez, todo le pareció un gran embrollo. “Por eso contraté a un experto”.

Sin embargo, también lo puede hacer usted mismo. Aquí la guía.

Las condiciones

Como empleado, se le descuenta mensualmente un valor por Impuesto a la Renta. Si Ud., a inicios de año, decidió manejar su impuesto, debió haber remitido a su empleador una proyección de los gastos personales que tenía previsto realizar en el año.

Los gastos personales contemplados para la deducción del Impuesto a la Renta tienen que ver con alimentación, salud, vivienda, educación y vestimenta. El resto de gastos no se incluyen.

Si no presentó la proyección a inicios de año, no se preocupe, podrá hacerlo hasta el próximo mes. Eso sí, ya debió haber reunido todas las facturas y notas de venta que comprueben los gastos en los que ha incurrido.

El valor máximo a ser deducido es de USD 11 141, sin importar en cuál rubro gasta más o menos. Para el próximo año, las reglas cambiarán, ya que solo se podrá deducir el 25% de la base en cada uno de los rubros, excepto en salud.

Asimismo, debe tener en cuenta que no puede deducir más del 50% del total de sus ingresos percibidos durante el año. Es decir, si generó ingresos por USD 14 000, solo podrá deducir USD 7 000. Pero si ganó USD 30 000, solo podrá deducir el tope: USD 11 141.

Si sus ingresos personales son superiores a USD 15 000 y sus gastos deducibles son mayores a USD 7 500, deberá realizar una declaración que se denomina Anexo de gastos personales.

Las personas que hacen uso de la proyección de gastos personales deben presentar a su empleador un formulario impreso y una copia. El formulario puede solicitarlo al empleador o descargarlo de la página web del SRI, en el link proyección de gastos.

El formulario es simple. Se trata de una hoja en programa Excel. Debe poner su nombre, cédula de identidad, el ejercicio fiscal (2010), la ciudad y fecha de recepción del documento y su firma.

Además, el empleado debe colocar el total de ingresos proyectados y el total de gastos proyectados, desglosados por tipo de gasto. Se trata de una simple operación aritmética. El empleador recibirá el formulario y entregará la copia al empleado.

Es obligación, tanto del empleador como del empleado, conservar todos los formularios, las facturas y las notas de venta que sustentan estas declaraciones, por un período de siete años.

El proceso

Cuando el contribuyente trabaje para dos empleadores o más deberá realizar el proceso con el jefe que más le paga. Eso sí, la información que declare debe contener la totalidad de todo lo percibido en las diferentes empresas en las cuales trabaja.

Si el contribuyente gana USD 10 000 en la empresa A y USD 12 000 en la empresa B, debe declarar los USD 22 000 generados en el año. Pero esta información deberá remitirlo únicamente al jefe de la empresa B.

Dentro de la declaración de gastos personales podrá incluir aquellos en los que incurran su cónyuge y sus hijos menores de edad o con discapacidad que no perciban ingresos. Para facilitar el proceso, de preferencia pida facturas a su nombre.

No olvide que en las facturas y notas de venta debe constar correctamente su nombre, el nombre de establecimiento, su número de cédula y los montos brutos de la compra. Para la deducción no debe incluir IVA e ICE.

Es muy importante que recuerde en cada una de sus compras que los comprobantes emitidos por las máquinas registradoras no sirven para la deducción, ya que en estos no constan ni su nombre ni su cédula.

Si prefiere llenar el formulario por su propia cuenta deberá ingresar a la página del SRI (www.sri.gov.ec).Sin embargo, antes de hacerlo, debe solicitar una clave personal en las ventanillas del SRI. Solo debe llevar su cédula de identidad o RUC.

Luego de ingresar a la dirección, deberá pulsar la opción ‘Tu portal’. Después ingrese su número de cédula o RUC y su clave personal. Después dé clic en General/ Declaraciones/declaraciones y consulta general y año fiscal.

Tenga en cuenta las características de su computadora. En muchos casos el formulario no se abre porque sus programas no son compatibles con los del SRI, por lo que deberá actualizarlos. En otros casos, el formulario suele tardarse en desplegar.

Si no realiza esta nueva proyección, pese a que lo hizo a inicios de año, podría perjudicarle en el balance general de fin de año. Es decir, podrían retenerle más de lo que calculó o no le devolverían lo que usted estimó.

Una vez impreso el formulario debe considerar todos los gastos que son factibles de deducir. Para ello, debe ingresar a la página electrónica del SRI y desplegar el vínculo que señala Impuesto a la Renta y luego abrir el ítem gastos personales.

Las deducciones

En vivienda, los gastos que debe adjuntar son los que realice por el pago de arriendos en un único inmueble, los intereses de los préstamos hipotecarios y el valor de los impuestos prediales de la vivienda que utiliza como su hogar.

En educación, deberá sumar todos los gastos incurridos en matrícula y pensión, los útiles y materiales de estudio, los servicios cancelados a un centro de cuidado infantil y los uniformes que se requieren en el año.

En salud, se incorporarán todos los honorarios médicos así como los servicios profesionales dados por hospitales, clínicas y centros de salud. También en este rubro se deben incluir los medicamentos, la medicina prepagada y los seguros médicos.

En vestimenta, se incluyen todos aquellos accesorios y prendas de vestir que requieren los miembros del hogar que están bajo su dependencia. En este caso no importan ni el tipo de ropa ni su país de origen.

En alimentación, la sumatoria debe incluir todos aquellos víveres de consumo humano, las pensiones alimenticias debidamente sustentadas en una decisión judicial y los consumos en los restaurantes y otros centros de expendio de alimentos.

La recomendación que hacen los asesores tributarios es que para facilitar el trabajo se separen, desde un inicio, las facturas y notas de venta, en tipos de consumo. De esta manera, evitará el desorden y pasar tiempo.

Asimismo, al momento de la cuantificación, el formulario le exigirá que contabilice y sume todas las facturas y notas de venta que pertenecen al mismo establecimiento. Por ello, de ser posible, también ordénelos por el nombre del local.

Una vez realizadas todas las sumas, debe entregar el resultado al empleador, para que este contraste con la proyección que usted realizó a inicios del año. Así determinará si aún le descontará mensualmente o ya no.

Si el proceso le resulta todavía confuso y aburrido, puede contratar a un experto. Las tarifas dependen mucho de la cantidad de trabajo por hacer. Pero, en promedio, un asesor le cobrará entre USD 20 y 120 por el trabajo. Usted decide.

Y para evitar que la desorientación se repita el próximo año, puede acudir a los talleres que ofrece el SRI en las distintas regionales del país. Son clases gratuitas para los contribuyentes y muy prácticas para su aplicación.

GUIA BÁSICA PARA LLENAR EL ANEXO DE GASTOS PERSONALES

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)