17 de July de 2012 00:01

Menos tarjetas de crédito, ¿menos consumo?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mientras el superintendente de Bancos, Pedro Solines, se pronuncia hoy sobre las directrices que se adoptarán para controlar que todas las resoluciones de control al crédito se cumplan, las actividades en las casas comerciales continúan con normalidad y los analistas se preguntan sobre la eficacia de este tipo de decisiones.

El pasado jueves, la Junta Bancaria sumó una nueva resolución de control crediticio con la prohibición de que las casas comerciales emitan y cobren con sus tarjetas propias. Antes, ya había ordenado que no haya diferencias en los precios de compra en efectivo con los hechos con tarjeta de crédito.

Pero aún ahora hay locales que siguen con la práctica de diferenciar los tipos de pagos, mientras las casas comerciales usarán las cédulas de identidad para ofrecer crédito directo a sus clientes.

Para el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador, Blasco Peñaherrera Solah, son medidas parche. “El Gobierno se dio cuenta que la economía se le está yendo de las manos y aplica estas medidas parche. Y que en la práctica no tienen ningún efecto, pues el consumo seguirá porque es herencia de la política económica aplicada desde hace cinco años”.

Por su parte, la asesora financiera Diana Iturralde señala que la lógica estatal no es coherente. “Por un lado se eliminan las tarjetas de las casas comerciales y por el otro no se toca a las tarjetas de bancos y emisoras. Ambos sectores manejan similares saldos de cartera de consumo. ¿Surtirá efecto la medida? Lo dudo”.

Mientras que para el analista de riesgos Jorge Luis Tamayo, las decisiones que se han tomado, en realidad, son menos importantes de lo que parecen. “Puede ser positivo que el Gobierno quiera frenar el endeudamiento. Pero eso no se logra con decisiones de este tipo. La gente se ha acostumbrado estos año a gastar, por tanto hay que promover el ahorro. Y, además, recordemos que el crecimiento económico está apalancado precisamente en el consumo”.

Hace dos meses, el Régimen lanzó la alarma de que 400 000 familias tenían indicios de sobreendeudamiento. Desde ese momento, la Junta Bancaria ha emitido varias resoluciones para detener la concesión de crédito.

Pero según las cifras de la propia Superintendencia de Bancos, a junio de este año el saldo de la cartera bruta de consumo de las tarjetas de crédito continúa en alza. Así, mientras en mayo llegó a USD 179,7 millones, en junio sumó USD 180,6 millones.

“El control puede ser efectivo, pero al mediano plazo. La gente que ya tiene tarjeta la seguirá utilizando”, puntualiza Iturralde.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)