La unificación de los puntos de vacunación en Quito …
La vuelta al convenio del Ciadi es clave para la rut…
Sector turístico en Quito espera una leve recuperaci…
La Asamblea Nacional se enfocará en las reformas económicas
Economía y legalización, principales necesidades de …
Los Ríos afronta una ola de violencia: 57 crímenes, …
Maduro crea una comisión para hacer una ‘revol…
Duterte amenaza con la cárcel a quien rechace la vac…

Mauricio Pozo: ‘60% de deuda cara con China se puede prepagar’

Entrevista a Mauricio Pozo, ministro de Economía y Finanzas. Foto: Cortesía

Entrevista a Mauricio Pozo, ministro de Economía y Finanzas. Foto: Cortesía

Entrevista a Mauricio Pozo, ministro de Economía y Finanzas. Foto: Cortesía

Finanzas firmó el acuerdo con la Corporación de Desarrollo Financiero de Estados Unidos (DFC) por USD 3 500 millones. ¿Qué pasos vienen ahora para acceder a esos recursos?
No es un contrato de crédito, sino un convenio macro para acceder a una línea de financiamiento de hasta USD 3 500 millones. De ellos, 80% aporta la DFC y 20%, otros bancos internacionales. Hay dos objetivos del mecanismo. El primero es prepagar deuda cara por deuda más barata, con tasas de interés bajas y plazos largos. El segundo es reactivar la economía. Ambas metas se instrumentan una vez que acordemos los términos sobre los cuales se va monetizar un activo del Estado.

¿Cómo funciona?
Por ejemplo, si se quiere concesionar la administración de un activo, se tiene que hacer un plan de negocios, detallar las acciones, hacer la auditoría, un cronograma, etc.

Asumamos que el proyecto vale USD 1 000 millones y el inicio de la ejecución del proyecto se demora seis meses; no importa, porque la DFC me adelanta un valor igual con una tasa del 2,4%. Con ese dinero puedo prepagar una parte de la deuda cara o reactivar la economía a través de algún instrumento, por ejemplo una línea de crédito a bajo costo. Cuando el inversionista privado me entregue el dinero por la monetización del activo, yo tengo la opción de pagar a la DFC el dinero que me anticipó, una parte o puede ser todo.

¿Cuándo se espera concretar los desembolsos?
Nosotros vamos a apuntar a cerrar la mayor cantidad de proyectos para apuntalar los USD 3 500 millones. Es difícil dar una fecha, porque hay algunos proyectos que están más adelantados.

¿Y cuáles son?
Hay unos 10 proyectos, aunque no todos están listos. Pero, por ejemplo, Sacha ya tiene una valoración, un estudio de potencial de producción. En ese se puede trabajar bastante. La concesión de las torres de CNT y de la administración de esa empresa también están adelantadas.

¿Y Banco Pacífico?
Está sujeto a la venta. Pero hay que ver, todo dependerá del precio, es un tema que hay que manejarlo con pinzas.

¿En cuánto están valorados Sacha y CNT?
No quisiera adelantar cifras.

La monetización de activos se viene hablando desde el 2016, ¿qué garantiza que ahora sí se concrete?
El convenio con la DFC es macro, no establece responsabilidades entre las partes. Si yo no hago mañana nada, no consigo nada. Pero es una ventana de apertura que hay que aprovechar. Este instrumento viabiliza el financiamiento, porque adelanta recursos al país, ya que los procesos de monetización demoran.

Pero, sabiendo eso, ¿qué le hace ser optimista en que se puedan concretar desembolsos este año?
Porque el contrato de crédito específico se dará cuando se presente una hoja de ruta para monetizar un activo, información financiera del activo, interesados identificados, un cronograma de acciones donde debe constar una fecha tope en que se recibiría la plata del inversionista. Con eso se hace un convenio de financiamiento con la DFC y nos adelantan la plata.

¿Es necesario que el proceso esté adjudicado?
No, lo que se tiene que presentar es el proceso. Eso se pondrá en el convenio. La DFC -sin duda- pedirá documentación que respalde todo lo que Ecuador presentará, pero no hace falta que estén las cosas dadas; porque si no, no tendría sentido buscar que la DFC nos anticipe dinero. La diferencia ahora (en la monetización) es que tenemos interesados en varios activos, antes no había eso, porque faltaban el balance, la auditoría. Todo este proceso será transparente. He pedido al Banco Mundial que apoye para dar el sello de transparencia.

¿Y si la DFC da el dinero y no se concreta la venta, más si eso lo tendrá que emprender el siguiente Gobierno que puediera decidir no monetizar?

Hay un convenio de crédito; si no se monetiza, el Estado tiene que pagar el crédito a la DFC en las condiciones previstas de tasa y plazo.

¿El dinero que se reciba puede ir a gasto público?
Este dinero no puede entrar al flujo normal, sino a una administración tipo fideicomiso, que garantice que vaya a los dos objetivos del mecanismo de la DFC: recomprar deuda y reactivar la economía.

¿Los contratos de deuda cara permiten prepagarla?
Hemos identificado las operaciones que pueden ser sujetas de prepago. Hay algunas que están por vencer y esas no tiene caso prepagar. Hay otras que son de más largo plazo y tasas del 7%. Algunas contemplan multa si se prepaga, pero la tasa de interés es tan baja que cubre esos costos.

¿Cuánto se puede prepagar de esas obligaciones?
Un monto de entre USD 2 000 a 3 000 millones. Pero hay que ver si se prepaga todo, porque el financiamiento también busca reactivar la economía, hay que balancear.

El mayor acreedor de esas obligaciones es China
Sí, aunque también hay un par de operaciones privadas que tienen tasa alta. La deuda con China es de USD 5 200 millones; no todo es susceptible de prepago, sino solo un 60%; pero, como digo, hay que balancear con el objetivo de reactivación económica. Hay que ver qué es lo mejor.

¿Estados Unidos busca reducir la presencia de China en la región con este tipo de mecanismos?
Nosotros vamos a publicar el acuerdo y ahí no se menciona nada de China. Está dirigido a mejorar el perfil de la deuda de Ecuador.

¿Seguirá trabajando en los dos nuevos créditos con China, que no llegaron el año pasado?
No hemos dejado de analizar esas opciones .