19 de July de 2012 00:01

Más denuncias por acuerdo con Irán

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La posibilidad de que el Gobierno ecuatoriano firme un acuerdo comercial con su par de Irán se ha transformado en una bola de nieve que crece a medida que pasan los días y cuyas disputas van tomando ribetes de escándalo.

La pugna tiene su epicentro en la Comisión de Soberanía, Integración, Relaciones Internacionales y Seguridad Integral de la Asamblea, donde los legisladores oficialistas minimizan las denuncias del bloque de oposición respecto a que un acuerdo con Irán traería consecuencias nefastas al país, mientras las autoridades de control ‘sacan el cuerpo’ asegurando que desconocen del tema.

Ayer, en esa mesa legislativa, durante cuatro horas, el superintendente de Bancos, Pedro Solines, y el procurador del Estado, Diego García, se limitaron a describir la normativa vigente en casos de lavados de activos y no supieron pronunciarse respecto al tema, argumentando, ambos funcionarios, “que no lo conocen”.

A la misma hora, pero en el Banco Central, el presidente del Directorio, Pedro Delgado, negaba que el acuerdo con el país islámico pudiera constituir una triangulación para lavar activos, tal como lo denunció el titular de la Federación de Cámaras de Comercio, Blasco Peñaherrera Solah.

Sin embargo, en el edificio legislativo, la asambleísta Betty Amores se encargó de ventilar varias denuncias, entre ellas, que Delgado ha viajado en varias ocasiones a Irán para negociar la venta, parcial o total, de la entidad financiera ecuatoriana Cofiec.

Además, aseguró que la mayor parte de los miembros del Directorio de este banco está conformada por representantes cercanos al Fideicomiso AGD-CFN No Más Impunidad, que también lidera Delgado. Y que, incluso, la cabeza de Cofiec es Germánico Maya, quien fuera defensor del courier que llevó la narcovalija que salió de la Cancillería a Italia.

“Eso mancha una imagen. El GAFI solo ve estos nexos y obviamente nos va a poner en lista negra. Le pido señor Procurador, a nombre de los ecuatorianos, que detenga este proceso de firma de acuerdo con Irán. Es muy peligroso para el país”, señaló Amores.

Pero García señaló que él no está en capacidad de detener proceso alguno y que eso le correspondería, en todo caso, al Consejo Nacional de Lavado de Activos.

Por su lado, los asambleístas oficialistas argumentaron que el Ecuador está en capacidad de mantener vínculos comerciales con cualquier país del mundo y que incluso Alemania o EE.UU. realizan exportaciones a Irán y que por tanto no hay que magnificar una actividad natural.

Sin embargo, al cerrar la sesión, el titular del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), Roberto Aspiazu, explicó que no ha habido un estudio previo para verificar los posibles beneficios de un acuerdo con irán y que incluso, según un documento del Ministerio Coordinador de la Producción, se alertó que este proceso no ha sido autorizado por el Comex.

“Dicen que Irán nos venderá derivados de petróleo, pero este país es deficitario. Vamos a poder venderles camarón, pero Irán es un fuerte productor del crustáceo. Los costos logísticos para llevar productos a Irán son altísimos. Se demora cuatro meses en barco y cuatro escalas en avión”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)