31 de January de 2012 19:52

Más confusión en la agenda de diálogo con la Unión Europea

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mientras los exportadores ecuatorianos hacían la tarde del martes un llamado ‘in extremis’ al Presidente, para que lidere un equipo que viajará a la Unión Europea (UE) con el fin de retomar los diálogos para firmar un acuerdo comercial, a la misma hora en Guayaquil, Rafael Correa daba un puertazo a dicha posibilidad.

“De repente (los de la UE) nos dicen que sí están abiertos a negociar un acuerdo comercial y otras veces que no, que o es un TLC como el de Colombia y Perú o si no nada. Y en ese caso, ¡nada señores!”, exclamaba el Mandatario.

Los exportadores, en Quito, en cambio, exigían al Régimen a tener una posición clara y pragmática en la política comercial del país. “La actuación oficiosa de los funcionarios públicos ha dejado al país en una situación bochornosa frente a la Unión Europea. Es urgente retomar las negociaciones, no en un mes, sino inmediatamente”, señalaba el presidente del Directorio de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), Álvaro Maldonado.

El pasado jueves, el encargado de negocios de la UE en Quito, Peter Schwaiger, anunció que las conversaciones para el acuerdo habían sido suspendidas ante el anuncio de Ecuador de que planeaba ingresar al Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).
Pero Correa señaló que “no hay ninguna comunicación oficial sobre un cese de las pláticas”.

En todo caso, Felipe Ribadeneira, presidente Ejecutivo de Fedexpor invitó al Gobierno a conocer la situación real respecto a las relaciones con los europeos y cuestionó la legitimidad de la representación del canciller Ricardo Patiño y del vicecanciller Kintto Lucas.

“No somos un gremio político. Pero exigimos que se retomen las negociaciones. Solo por las relaciones con ese mercado se generan más de USD 2 000 millones de divisas para el país y empleo para más de 283 000 familias. De no negociarse un acuerdo con la UE perderíamos USD 2 000 millones por desvío de ventas entre el 2014 y el 2016”.

Por su lado, José Antonio Campuzano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, señaló que el 50% de las exportaciones de camarón estarían en riesgo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)