Venta de camisetas de la Selección de Ecuador se man…
Modelo mexicana se electrocuta durante concurso de belleza
Salvan a bebé que nació con órganos fuera del abdome…
Imagen de la Selección de Ecuador se plasma en el tr…
Singapur despenaliza el sexo homosexual
Tres hombres viajaron 11 días sobre la pala del timó…
Volcán Cotopaxi emite gases y ceniza este 29 de noviembre
Volcán Sangay emite nube de ceniza este 29 de noviembre

Malestar en trabajadores de Ecudos

Tres contratos colectivos. Se logró firmar un contrato colectivo con los empleados de Sacorpren, que agrupa al personal de campo. Archivo /EL COMERCIO

Tres contratos colectivos. Se logró firmar un contrato colectivo con los empleados de Sacorpren, que agrupa al personal de campo. Archivo /EL COMERCIO

En el ingenio Ecudos, del Grupo peruano Gloria, está pendiente la firma de contratos colectivos para trabajadores de fábrica, cortadores de caña y estibadores. Los dos últimos están en la nómina de las empresas Podec y Estiba, respectivamente.

Solo se ha logrado la firma con los empleados de la compañía Sacorpren, que agrupa al personal de campo. “Logramos un incremento de sueldo de USD 13 el primer año y 15 en el segundo. En la actualidad, el salario promedio de nuestra gente llega a USD 91 semanales”, explicó Baldi Salvatierra, representante del Comité de Empresas de Sacorpren.

El malestar por la falta de acuerdos con la dirigencia y la administración, que asumió en octubre de 2011 tras adquirir el 70% del paquete accionario, se evidenció durante una protesta laboral.

El lunes y martes pasados, los cortadores de caña reclamaron por un desfase en el pago de sus ingresos semanales. Cerca de 1 600 hombres, de los cuales casi la mitad son de origen peruano, paralizaron sus actividades.

Hace dos o tres semanas, los administradores comenzaron a pagar anticipos, porque supuestamente se les había dañado la máquina que imprime los roles de pago, según comentó Victoriano Vélez, presidente del Sindicato de Trabajadores de Ecudos.

Eso implicó que, por ejemplo, un trabajador de fábrica empezara a recibir pagos incompletos. En lugar de los USD 170 por semana, en una ocasión les entregaron USD 130 y en otra USD 150.

El mayor malestar surgió entre los cortadores, porque con ese ritmo de pago, no sabían cuánto mismo ganaban.

Los trabajadores de Podec comenzaron a exigir de sus dirigentes la negociación del contrato colectivo, para evitar estos problemas. Victoriano Vélez consideró que si el Gobierno concretara la venta del 30% de las acciones de la empresa a los trabajadores, como ofreció, no existirían estos inconvenientes. Luego de un ofrecimiento del gerente de auditoría de Ecudos, Roberto Murillo, de pagar completo y a tiempo los salarios, las actividades laborales volvieron a su normalidad ayer.