Variante Delta se propaga en el sur de EE.UU. y líde…
Sector turístico de Chile pide al Gobierno que permi…
TCE pedirá al Concejo de Quito fechas sobre el cumpl…
España representa la mayor parte de los casos import…
El 82% de personas en movilidad humana en Ecuador co…
Exlegislador Fernando Flores será embajador de Ecuad…
AER Nacional presentó reforma a la Ley de Comunicación
Renovación moderna y clásica para la cocina

General Motors inicia cierre de operaciones en Venezuela

General Motors Venezolana tomó la decisión de salir de ese país luego del embargo de la planta el pasado 18 de abril por autoridades judiciales. Foto: Wikicommons

General Motors Venezolana tomó la decisión de salir de ese país luego del embargo de la planta el pasado 18 de abril por autoridades judiciales. Foto: Wikicommons

General Motors Venezolana tomó la decisión de salir de ese país luego del embargo de la planta el pasado 18 de abril por autoridades judiciales. Foto: Wikicommons

La empresa norteamericana General Motors (GM) anunció la desconsolidación de sus negocios en Venezuela, con efectos desde el 1 de mayo del 2017, según un comunicado difundido este martes 2 de mayo del 2017. La firma calcula que la operación tenga un costo de alrededor de USD 100 millones.

La decisión se tomó luego del embargo de la planta de GM en Venezuela el pasado 18 de abril del 2017 por autoridades judiciales.

Esta última situación forzó a la compañía a cesar sus operaciones y dar por terminadas sus relaciones laborales. “Desde entonces, todos los ex trabajadores han recibido el pago de sus beneficios por separación, según se exige legalmente”, anotó GM.

La semana pasada, la empresa presentó un recurso ante el Tribunal Supremo de Venezuela, que en caso de resultar exitoso, dejaría sin efecto la demanda subyacente que llevó al embargo, y revocaría todas las acciones civiles y penales relacionadas. Por ahora, la compañía espera una decisión.

Pese al cese de operaciones, los directivos de GM en Venezuela buscan dialogar con autoridades gubernamentales y líderes sindicales sobre las condiciones a través de las cuales podrían volver a empezar a producir y emplear a cierto número de trabajadores.