La protesta mesurada devino en un caos de piedras y …
Al menos 18 detenidos en jornada de protesta
La Tricolor probará nuevos jugadores contra México
Cinco personas investigadas por agresión al espacio …
Volcán de La Palma: elevación del terreno, gases y lava
Conaie confirma movilizaciones del 27 de octubre
Muertos y desaparecidos por lluvias en Sicilia
Exministro de Energía, René Ortiz, fue censurado por…

Gamavisión fue declarada en disolución

La empresa puede aún ser reactivada si absuelve los cuestinamientos establecidos por el organismo de control y evita la cancelación definitiva. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La empresa puede aún ser reactivada si absuelve los cuestinamientos establecidos por el organismo de control y evita la cancelación definitiva. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La empresa puede aún ser reactivada si absuelve los cuestionamientos establecidos por el organismo de control y evita la cancelación definitiva. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Superintendencia de Compañías dispuso que Televisión del Pacífico Teledos, cuya razón social es Gamavisión, entre en un proceso de disolución.

Así consta en la resolución fechada el jueves, 22 de febrero del 2018 y firmada por Camilo Valdivieso, Intendente de Compañías de Quito.

En el documento se detallan al menos 15 observaciones con las que la entidad sustenta la orden de liquidación de este canal de televisión, que fue incautado por el gobierno del expresidente Rafael Correa en julio del 2008.

Entre las observaciones que cita el oficio está por ejemplo que en los balances cortados al 31 de diciembre del 2016, la empresa registra pérdidas acumuladas que representaban 318% de su capital y reservas. Por ende, su patrimonio era negativo y llegaba a los USD 1,2 millones.

“Se establece que la compañía registró pérdidas en los ejercicios económicos 2012 por USD 1,50 millones; 2014 por USD 1,59 millones; 2015 por 3,97 millones y 2016 por 5,6 millones”, dice el documento.

La resolución señala también que después de hacer un análisis del capital de trabajo del canal se detectó que no disponía de “activos corrientes” para cubrir sus obligaciones a corto plazo.

Según la Superintendencia, la empresa no subasanó las observaciones, por lo que dispuso la disolución y nombró a Edmundo Armijos como liquidador.

La empresa puede aún ser reactivada si absuelve los cuestionamientos establecidos por el organismo de control y evita la cancelación definitiva.

Suplementos digitales