Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de julio del 2021
Un plato de papas cocinadas con queso espera a Richa…
Carlos Pólit dice que hubo presiones de José Serrano…
1 300 policías incursionaron en la cárcel de Cotopax…
Celebración por el triunfo de Richard Carapaz, en la…
Los exteriores de la Penitenciaría del Litoral de Gu…
Presidente Lasso habló con Richard Carapaz tras obte…
México apoya ingreso de Ecuador a la Alianza del Pacífico

FMI baja pronósticos en Eurozona y advierte contra colapso financiero global

El Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó sus previsiones de crecimiento para la Eurozona este año y en 2012 y advirtió que si la crisis de deuda en los países periféricos continúa propagándose, hundirá “la estabilidad financiera global”.

En un informe divulgado este martes, el Fondo bajó sus pronósticos de 2% a 1,6%, este año y 1,7% a 1,1% en 2012, lo que confirma la ralentización del crecimiento debido a la crisis de la deuda soberana en la Eurozona.

“Europa lucha contra una renovada volatilidad en los mercados y riesgos crecientes de inestabilidad financiera”, dice el FMI en sus previsiones económicas semestrales divulgadas este martes.

Y advirtió: “Si la crisis de deuda en los países periféricos continúa propagándose en las economías de los países centrales de Europa, (…) hundirá la estabilidad financiera global”.

“Tras un primer trimestre con cifras alentadoras, el crecimiento de la Eurozona cayó vertiginosamente en el segundo trimestre de 2011, en parte debido a la presión de los altos precios de las materias primas sobre los ingresos reales y al continuo ajuste fiscal, pero también por los efectos de la crisis en la confianza de los consumidores y empresarios, incluso en los países centrales europeos”, escribe el informe.

“Las turbulencias financieras actuales son un obstáculo para la actividad económica al provocar un descenso en la confianza y la financiación”, añadió.

Si bien las políticas fiscales previstas en las economías de la Eurozona son apropiadas, “se necesitan más reformas”.

En ese sentido, el Banco Central Europeo (BCE) debe bajar su tasa directriz si persisten las amenazas.

El BCE debería continuar con sus intervenciones “para contener la volatilidad en los mercados”, al menos hasta que los gobiernos y parlamentos de la Eurozona aprueben el acuerdo del 21 de julio.

“Reforzar el sistema financiero” sigue siendo una prioridad, puntualiza.