Acusan de abuso sexual a policía que invitaba a un m…
Lasso seguirá de cerca los proyectos estratégicos
Oferta de vuelos domésticos tiene mayor competencia
“Debemos ser más empáticas y solidarias frente a la …
Colombia pedirá carné de vacunación para ingresar al país
Bolsa con 31 kilos de cocaína fue hallada flotando en el mar
Guarderas criticó a Jorge Yunda durante la sesión solemne
Lasso aumentará apoyo para el financiamiento del Metro

Fitch mantendrá la nota de España si pide un rescate global de su economía

La agencia de calificación financiera Fitch anunció hoy que mantendrá la nota soberana de España si el gobierno pide un rescate global de su economía, una ilustración de la presión que sufre el país para que elija esta opción.

España, a la que la zona euro ya prometió en junio una ayuda de hasta 100 000 millones de euros para sus bancos, debilitados por el estallido de la burbuja inmobiliaria, podría verse obligada en otoño (boreal) a pedir un rescate más amplio para su economía, a través de una acción del Banco Central Europeo (BCE).

“Una solicitud del gobierno español para una ayuda financiera suplementaria ante el Fondo de Estabilidad Financiera (FESF), bajo forma de compra de deuda soberana española en el mercado primario o secundario, no repercutirá negativamente en la nota por parte de Fitch”, dijo la agencia, dos días después de un anuncio similar hecho por Standard & Poor’s.

Tal apoyo del FESF y del MES, “sobre todo si va acompañado por compras en el mercado secundario por el BCE, reduciría significativamente el riesgo de una crisis de liquidez y ayudaría al gobierno español a tener acceso a la financiación en el mercado y a disminuir la presión sobre su nota soberana”, destacó Fitch.

El miércoles, la agencia Standard & Poor’s también dijo que si España pedía un rescate global de su economía ante la Unión europea o ante el FMI, no causaría un impacto directo sobre su nota soberana (BBB+).

La presión sigue subiendo para que el país solicite un rescate financiero más amplio: el banco Goldman Sachs consideró el miércoles que la cuarta economía de la zona euro debería presentar su solicitud a mediados de septiembre, a la espera de conocer el apoyo que le propone el BCE.

El BCE celebrará su reunión mensual de gobernadores el 6 de septiembre, mientras que el 14 de septiembre en Chipre tendrá lugar una reunión informal del Eurogrupo (reunión de ministros de Economía de la zona euro) , una ocasión probable para que España formule su petición de rescate.

El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, dijo a inicios de agosto que quería “estudiar” las nuevas medidas previstas por el BCE antes de decidir si hará la petición.

Hasta entonces recibirá el jueves próximo al presidente francés, François Hollande, y el 6 se septiembre a la canciller alemana Angela Merkel.

Según analistas, el país debería de todas maneras decidirse antes del mes de octubre, ya que tiene importantes vencimientos de deuda (más de 30 000 millones de euros) en esa fecha, considerada como límite antes de un posible impago.

Para Fitch, un apoyo (financiero) del exterior “dejaría respirar a España para implementar sus ambiciosas reformas fiscales y económicas”.

Asimismo, la “credibilidad del esfuerzo de saneamiento presupuestario y del programa de reformas estructurales de España también se vería mejorada por las condiciones que implican esta ayuda”, que deberían ser muy estrictas.

Pero si esta ayuda no es suficiente para asegurar a los inversores privados “Fitch se plantearía rebajar la nota soberana de España”, una situación que la agencia de calificación financiera considera sin embargo “improbable”, ya que juzga suficientes los esfuerzos del país para “mantener un acceso al mercado”.

Suplementos digitales