Ecuador ha autorizado el ingreso de cinco firmas que…
Cadena de mensajes en Bolivia afirma que la vacuna c…
Brasil supera las 500 000 muertes por covid-19
Las camineras y otros espacios del malecón de la pla…
Vacunación anticovid-19 se realizó sin contratiempos…
Poca demanda para la emisión de pasaportes en Quito …
Los operadores turísticos se preparan para iniciar l…
Concurso ¿Cómo cuido el Centro Histórico? de Quito y…

El plan para financiar cuatro modelos de casas se afina

Proyecto habitacional de Proinmobiliaria, en Sangolquí. El precio por unidad habitacional ronda los USD 85 000.

Proyecto habitacional de Proinmobiliaria, en Sangolquí. El precio por unidad habitacional ronda los USD 85 000.

Proyecto habitacional de Proinmobiliaria, en Sangolquí. El precio por unidad habitacional ronda los USD 85 000. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Las instituciones financieras públicas y privadas y los constructores están a la espera de que se pongan en marcha los planes de financiamiento con tasas preferenciales para viviendas de hasta USD 89 997.

La política gubernamental se lanzó en noviembre pasado y en febrero y marzo de este año la Junta de Regulación y el Ejecutivo emitieron la reglamentación del tema.

Si bien ya están vigentes las normas, aún no se puede aplicar porque se requiere de la conformación de un fideicomiso, administrado por la Corporación Financiera Nacional (CFN), que permita el financiamiento de estos proyectos, por parte de la banca, a tasas de interés subsidiadas.

Delegados de CFN y el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) sostuvieron este jueves 4 de abril del 2019 una reunión para afinar detalles sobre el mecanismo.

El plan permitirá acceder a financiamiento con una tasa preferencial para cuatro tipos de viviendas. El primero es la denominada vivienda de interés público (VIP). Estas unidades, que hasta antes del lanzamiento del nuevo plan tenían un tope de USD 70 000, ahora estarán entre los USD 69 998 y 89 997 (de acuerdo al salario básico de este año).

Las entidades financieras podrán otorgar créditos para estas casas con plazos iguales o mayores a 20 años, y una tasa de interés máxima efectiva anual del 4,99%, según lo establecido por la Junta de Regulación Monetaria y Financiera.

La cuota de entrada deberá ser de al menos el 5% del avalúo comercial del inmueble. Además, el cliente podrá acceder a un período de gracia de hasta seis meses, antes de iniciar el pago de sus cuotas.

Para acceder a estos créditos, los ingresos del solicitante no deberán exceder los USD 2 497 al mes.

El resto de tipos de vivienda están en el grupo viviendas de interés social (VIS). El Decreto 681 las divide en tres segmentos, con valores por vivienda que van desde USD 22 678 hasta 69 998. Antes eran de hasta USD 40 000.

Dependiendo del valor de estos inmuebles, hay subsidio total del Estado, modalidad de arriendo con opción a compra o créditos hipotecarios a tasas preferenciales, con o sin subsidio inicial del Estado. Los préstamos tendrán un plazo de hasta 25 años.

La banca privada -especialmente Pichincha y Pacífico– ya venía otorgando créditos VIP, a tasa preferencial del 4,99%, bajo un fideicomiso también financiado por el Estado.

Ese mecanismo tiene vigencia hasta el cierre de este año y su saldo a la fecha es solo de USD 44 000, detalló la CFN.

Hasta el momento, el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social financiaba créditos VIP y VIS, a tasas más bajas a las regulares, mas no subsidiadas. En el caso de los VIP, la tasa del banco es del 6%.

En la nueva política de viviendas, según la Junta de Regulación Monetaria, podrán participar la banca pública, privada, popular y solidaria.

Jaime Rumbea, director de la Asociación de Promotores Inmobiliarios del Ecuador (Apive), resalta como positivo el que exista una política pública estructural, que permita el acceso a la vivienda.

No obstante, reitera que es primordial que exista un régimen de transición claro entre los actuales proyectos y los nuevos, para que los hogares que han reservado en proyectos que se encuentran en ejecución no se vean desfavorecidos. Según el censo de Apive, hay cerca de 10 000 unidades por entregar en 12 meses.

El Miduvi plantea nuevas condiciones para el diseño de viviendas de interés social, que a juicio de los constructores encarece el costo de las viviendas, lo que podría dificultar el acceso a estos proyectos.

A Ignacio Barra, director de proyectos de Proinmobiliaria le preocupa el proceso de calificación y condiciones técnicas para las viviendas de interés social, como las áreas mínimas exigidas. En el caso de las VIP, sí ve como un incentivo el incremento del valor por vivienda. La firma cuenta con 10 proyectos, de los cuales cuatro son VIP y dos VIS.

En Ciudad Jardín de Quito, de Ferroinmobiliaria, las viviendas están entre USD 40 000 y 70 000. El presidente de la constructora espera que ahora puedan calificar como VIS. “El Ministerio está al tanto de nuestro planteamiento”.