Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…
Tailandia supera por primera vez los 20 000 contagio…
¿Cómo acceder a los beneficios del pasaporte de vacunación?
EE.UU. estudia vacunar a los migrantes que cruzan la…
En vigencia prohibición del expendio de sorbetes y m…
Dos funcionarias del Municipio de Quito que fueron s…
Nicolás Maduro dice que Colombia recibe de brazos ab…
La huelga de maestros lleva más de dos semanas en Sa…

La búsqueda de espacio para almacenar petróleo se torna urgente al incrementarse el exceso de oferta

Vista general de la refinería Cadereyta de la petrolera estatal mexicana Pemex, en Cadereyta, en las afueras de Monterrey, México, el 20 de abril de 2020. Foto: Reuters

Vista general de la refinería Cadereyta de la petrolera estatal mexicana Pemex, en Cadereyta, en las afueras de Monterrey, México, el 20 de abril de 2020. Foto: Reuters

Vista general de la refinería Cadereyta de la petrolera estatal mexicana Pemex, en Cadereyta, en las afueras de Monterrey, México, el 20 de abril de 2020. Foto: Reuters

Las líneas telefónicas no han parado de sonar en Adler Tank Rentals, en el estado de Texas, desde que las petroleras encontraron un nuevo uso para los tanques de acero que quedaron sin utilizar cuando los productores de esquisto dejaron de perforar.

Ahora quieren emplearlos para almacenar parte del crudo sobrante que inunda el mercado y que ha provocado que el precio del barril baje de cero por primera vez en la historia.

Cientos de millones de barriles de crudo han tenido que ser almacenados en todo el mundo en los últimos dos meses después de que las medidas de confinamientos impuestas por causa del coronavirus hundiesen en una tercera parte la demanda global de petróleo.

Con los depósitos de petróleo que normalmente almacenan el crudo en tierra llenos hasta los topes y los superpetroleros en su mayoría ocupados, las compañías de energía están desesperadas por encontrar más espacio. La alternativa es pagar a los compradores para que se lleven el crudo estadounidense después de que los futuros se desplomasen hasta USD -37 por barril el lunes 21 de abril de 2020. 

En un mercado puesto patas arriba en el que los contratos de entrega para octubre están a USD 31 por barril, las empresas petroleras están ansiosas por almacenar barriles ahora para venderlos luego con beneficios.

Tanques a rebosar

En Cushing, Oklahoma, donde hay docenas de grandes instalaciones de tanques con una capacidad combinada para cerca de 76 millones de barriles, las empresas ya han contratado todo el espacio, dijeron los operadores. El almacenamiento allí aumentó en 5,7 millones de barriles la semana pasada, según los últimos datos de la EIA.

Aunque el Gobierno estadounidense estimó que hay espacio disponible, los operadores dijeron que la caída del mercado del lunes indica que cualquier tanque sin llenar está ya alquilado y no disponible para nuevos arrendatarios.

“La industria está luchando realmente para encontrar opciones de almacenamiento viables”, dijo Stuart Porter, un directivo de Adler Tank Rentals en Texas, que tiene empresas de hidrocarburos no convencionales (shale) en fila para alquilar potencialmente docenas de tanques de acero con capacidad de 500 barriles.

Estos tanques pueden ser alineados como dominós y llenados en el emplazamiento del pozo por productores que no tienen donde almacenar su petróleo.