EE.UU. suaviza las sanciones contra Venezuela para l…
Protesta para exigir justicia por dos jóvenes atrope…
El cadáver de una ballena jorobada fue sepultado en …
Ecuador recibirá USD 36,8 millones para promover el …
Los emprendimientos de Riobamba aprovechan las oport…
El retorno a la jornada laboral presencial desde el …
Médicos bolivianos van a paro por salarios impagos y…
Empresarios creen que retorno al trabajo presencial …

El Internet es el servicio que más despuntó el 2020

Los obreros de la empresa municipal Etapa realizan el cableado de telecomunicaciones en la capital azuaya. Foto: Cortesía Empresa Municipal Etapa

La pandemia aceleró el crecimiento de los servicios de telecomunicaciones. El año pasado, el 70,7% de la población en Ecuador usó Internet, lo que representó 11,5 puntos porcentuales más que en el 2019.

En la zona rural creció 14% y en la urbana, 10,4%. Del total de usuarios, 92,1% utilizó Internet una vez al día. También, creció de 59,9% a 62,9% el número de teléfonos móviles ­inteligentes activados.

Esas cifras fueron publicadas en el último informe sobre Tecnología de la Información y Comunicación del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Ese crecimiento también se evidencia en las cifras del Ministerio de Telecomunicaciones.

Según la secretaria de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones, Maryleana Méndez, también mejoró la velocidad del servicio, que pasó de 3,6 en el 2012 a 24 megabytes por segundo en el 2018. “Eso demuestra que hay una base importante de usuarios y mejores cobertura y conectividad”.

Para ella, Ecuador ha mejorado frente a la región, pero los costos son altos. “Tiene cánones relacionados con telecomunicaciones 10 veces más altos, incluso, que el promedio de países de la OCDE (Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Estados Unidos…)”.

En el caso del espectro radioeléctrico, agregó Méndez, Ecuador solo está por detrás de México, que es una de las naciones más caras de la región en ese ámbito. “Eso significa que ingentes recursos de la industria se convierten en impuestos específicos, que otros sectores no pagan y que salen del flujo de caja de los ope­radores. Eso ralentiza el desarrollo de las redes”.

Según Méndez, los principales retos están relacionadas con la revisión de los impuestos como el ICE, altos costos, conectividad rural, desarrollo de la infraestructura, aplicar modelos innovadores, normativa, entre otros.

Para el director del Centro de Investigación Imaginar, Hugo Carrión Gordón, si bien hay un crecimiento en los indicadores, el país siempre está a la zaga de la región en accesibilidad y cobertura. Ocupó el año pasado el puesto 74 en el ranking internacional. “Es un reto importante mejorar, porque nos dimos cuenta que no hay teletrabajo, telemedicina o teleeducación sin cobertura”.

Para ello, se debe garantizar el acceso en todas las zonas y que el usuario pague valores adecuados por los servicios.

Carrión dijo que antes las empresas concentraban sus ingresos en la telefonía, pero paulatinamente fue trasladándose a los datos. “La gente usa más sus aparatos móviles para consumir contenido, consultar y navegar, que para llamar. Para mejorar ese servicio y bajar los costos es necesario que exista más competencia”.

Para Carrión, en la actualidad, el principal activo de las telefónicas es la infraestructura y deben enfocarse en la convergencia de sus servicios, pero considerando que hay un mercado en evolución.

Sobre este tema, el gerente de Telecomunicaciones de la empresa Etapa, Fabián Brito, recordó que la telefonía fija ya no es rentable y que por ese camino irá la móvil, ya que ahora las soluciones o aplicaciones montadas sobre la Red son las más demandadas. “Por ello, tenemos grandes desafíos, que son evolucionar y dejar de solo prestar el servicio de acceso a Internet, sino pensar en estas otras alternativas”.

Él se refirió a contenidos en audio y video, oficinas virtuales, almacenamiento y recuperación de datos, seguridad de la información, Internet de las Cosas (IoT), juegos, educación, medicina, entre otros.

Pero primero hay que mejorar el servicio, reconoció Brito. En el último año, Etapa intensificó la migración a las conexiones de alta velocidad en la red óptica y otras necesidades en el cantón Cuenca. La inversión fue de USD 8,3 millones.

En el caso de CNT, durante este año 180 000 casas tendrán fibra óptica y se instalarán 328 radio bases 4G LTE; “lo que permitirá ampliar la cobertura en los servicios de Internet fijo y móviles”, señaló la empresa.

En un comunicado, CNT indicó que la pandemia aceleró el ámbito digital/virtual entre cinco y 10 años. “La emergencia sanitaria ha provocado un incremento en la demanda de hogares y empresas, tanto en servicios de conectividad, IoT, Big Data, Data Center, y Cloud Computing, entre otros”.