Policía rescató a funcionario del Consejo de la Judi…
150 empresas están en vilo por el Cotopaxi
El covid-19 y el aumento de casos de influenza oblig…
El Ecuador necesitará más de USD 7 577 millones para…
Los 14 jueces anticorrupción fueron posesionados por…
Pico y placa en Quito: Restricciones para este viern…
Cristina Fernández da positivo a covid; reunión de G…
Pedro Castillo ratifica ante embajador mexicano la s…

Ecuador busca cuatro nuevos mercados para sus productos

Industria. Ecuacoffee exporta licor de cacao y cacao en grano a China desde hace 10 años. José Sánchez / EL COMERCIO

Industria. Ecuacoffee exporta licor de cacao y cacao en grano a China desde hace 10 años. José Sánchez / EL COMERCIO

Cuatro mercados fueron identificados como potenciales para nuevos productos ecuatorianos. Turquía, Brasil, Sudáfrica y China acogen envíos exploratorios que auguran un futuro interesante, según Pro Ecuador, la agencia oficial de Promoción de Exportaciones e Inversiones.

Pasta y polvo de cacao, purés, mermeladas de frutas, aceite de palma africana, entre los productos industrializados, buscan espacio en esos países. Pero también hay materia prima tradicional como banano, camarón y pescado fresco que intenta posicionarse en su listado de consumo.

En total son 36 subpartidas arancelarias que desde el 2009 apuntan a esos cuatro destinos, de acuerdo a datos de Pro Ecuador.

Para Adrián Ibarra, jefe de negocios internacionales de Ales, los nuevos mercados son más atractivos, porque aprecian más el valor agregado sin considerar mucho el costo del producto. La firma vende aceite de palma y sus derivados a Brasil, hace tres años.

Según estadísticas del Banco Central, durante el 2011, Brasil fue el país que mejor pagó por una tonelada de los demás aceites de palma africana: USD 1 699. En segundo lugar estuvo Venezuela, hacia donde el precio FOB estuvo en USD 1 375.

Las principales competencias en estos mercados nuevos son los productos sustitutos, como la soya y el cebo vacuno, analizó Ibarra, quien confesó que no exploraría los destinos asiáticos, porque de ese lado está Indonesia, con alta producción de aceite.

Pero para explorar nuevos países se requiere apoyo. Como que el Gobierno elimine ciertos tributos para quienes recién van a buscar mercados. Sin ese tipo de apoyo o guía, se puede desalentar a los empresarios, dijo Ibarra.

Así le ocurrió a Alberto Pérez, gerente de Icapeb, que exporta dulces. Él tuvo que abandonar sus envíos a Sudáfrica hace siete meses, luego de tres años de comercializar a ese destino, debido al alza del precio del saco de azúcar (materia prima). “No puedo vender perdiendo”, comentó.

[[OBJECT]]En Ecuador, un saco de azúcar cuesta USD 40, mientras que en Colombia USD28, refirió. Con esas diferencias, más los costos de flete, mejor es exportar a mercados seguros y cercanos. Ahora su empresa exporta caramelos y chupetes a EE.UU. y Perú.

Ecuacoffee exporta cacao en grano y licor de cacao a China hace 10 años. “Europa y Estados Unidos consumen el 45% del chocolate mundial, pero China compra 15% del producto ecuatoriano”, detalló José Aguilar, director ejecutivo de la compañía.

Si hace dos años la empresa comercializaba 40 toneladas (t) de licor de cacao y 100 de cacao en grano, actualmente la cifra varió a 100 y 500 t, respectivamente.

Crecer y mantener mercados

A pesar de que los porcentajes de exportación son bajos hacia China, Sudáfrica, Brasil y Turquía, Manuel Echeverría, director de Promoción de ProEuador, cree que son significativos.

“Esto representa un incremento potencial de las exportaciones. Ahora hay más de 3 000 empresas exportadoras activas. Hace cuatro años eran 2 400”, dijo.

De acuerdo con Echeverría, hace cinco años Ecuador no exportaba productos como mermeladas de frutas, bocaditos de hortalizas andinas o frutas, pero ahora hay más diversificación.

Para el productor acuícola Roberto Boloña, las exportaciones a China son esporádicas, mientras que Sudáfrica es un mercado joven para el país, como para  hablar de expectativas. Para él, lo primordial es recuperar y reforzar los mercados tradicionales como Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que según dice, están en riesgo de perderse.