Participación Ciudadana plantea al CNE reformar el s…
Se habilita la liberación de vehículos retenidos por…
En 21 provincias se detectaron zonas donde existe mi…
Iza, tras dos tropiezos, reúne a la Conaie para defi…
La violencia escala en el cerro Las Cabras
Tonga confirma un primer fallecido tras la erupción …
Liquidación o nuevos contratos piden extrabajadores …
Lasso designa representantes para siete embajadas

Exportación de plátano fresco no se levanta

La falta de tecnificación y poca fertilización hace que baje la calidad en el plátano. Foto: cortesía plantaciones

Las exportaciones de plátano fresco no despuntan en el país. La Asociación de Exportadores de Plátano (Asoexpla) detalló que el sector arrastra una caída consecutiva en los envíos desde julio hasta septiembre, comparada con los mismos meses de 2020, en el segmento de producto fresco (barraganete y hartón).

Estas variedades se producen, principalmente, en Santo Domingo, Los Ríos y Manabí. Hasta el noveno mes de este año se vendieron 157,3 millones de kilos de la fruta fresca; 2,19% menos comparado con 2020, pero un 1,2% más que 2018. Ecuador exporta el ­plátano de dos formas: fresco y procesado.

Para Eduardo Manrique, director de Asoexpla, la merma en los envíos de producto fresco se debe principalmente a la falta de tecnificación y a la poca fertilización por parte de pequeños plataneros. En el país hay 7 000 productores, de los cuales más de la mitad tiene menos de 5 hectáreas.

La falta de recursos para cuidar los cultivos y el incremento en los precios de los insumos agrícolas ha derivado en que el plátano baje su calidad, agregó Marina Andrade, presidenta de la Federación Nacional de Productores de Plátano del Ecuador (Fenaprope).

Por ejemplo, se optó por cambiar los fertilizantes o insumos de buena calidad por unos más económicos. “Es un tema que se agudizó en el contexto de la pandemia y que se mantiene en la zona de El Carmen, donde hay pequeños productores”, explicó.

De hecho, datos del Ministerio de Agricultura (MAG) registran que en 2020 existió una baja en la producción de al menos 28 toneladas. Se pasó de 749 toneladas en 2019 a 722 el año pasado, a escala nacional.

“La planta requiere de mucha agua y quienes carecen de sistemas de riego van afectando la calidad del fruto y el rendimiento”, dijo Manrique.

La exportadora y presidenta de Asoexpla, María Auxiliadora Rodríguez, citó que existe una competencia fuerte con países centroamericanos que ofrecen plátano impecable. “Son frutos sin manchas y en perfecto estado, eso refleja el nivel de tecnificación”.

Actualmente, dijo, una finca sin tecnificación produce 330 cajas de plátano por hectárea al año; mientras que una tecnificada llega a unas 700 cajas. Para mejorar este escenario, desde el sector privado se trabaja con oenegés y certificadoras para que los productores se capaciten en nuevas técnicas agronómicas.

El MAG brinda talleres para abordar las problemáticas fitosanitarias que afectan al plátano, como el Moko. Pero a pesar de la caída en el envío del plátano fresco; el mercado de procesados crece.

Entre enero y septiembre de 2021, Ecuador vendió 19,5 millones de kilos en chifles, maduros, tostones y canastas fritas. La cifra es un 6% más alta que el mismo periodo en 2020. Estados Unidos captó el 65% de los envíos de Ecuador ­hasta el noveno mes, seguido de España.

Estados Unidos es el principal comprador de plátano verde procesado en el país. Foto: Cortesía Plantain Republic

Luis Villacreces, representante de la empresa Plantain Republic, ubicada en Portoviejo, dijo que la demanda del país norteamericano y de países de Europa permitió que los envíos de la firma crecieran en un 28% en este año. Sin
embargo, señaló, este crecimiento no significó que los ingresos aumenten.

Los costos de las materias primas para empacar, como cartones y fundas plásticas, han subido entre un 6% y 20%. “Tuvimos que sacrificar parte de la utilidad para no perder mercado frente a competidores centroamericanos, que empacan en otros países para disminuir costos”, apuntó Villacreces.

Plantain Republic procesa hasta 65 toneladas de chifles cortos, largos y maduros para la exportación. Otras empresas, como Kiwa, en cambio, mantienen sus niveles de envíos; pero apuestan por nichos específicos para mercados como el europeo.

Martín Acosta, gerente de la firma, detalló que en ese continente hay una mayor inclinación hacia los productos de origen orgánico. En ese sentido, se apunta a la venta de procesados que provienen de productores que practican agricultura regenerativa orgánica en la Amazonía y ‘upcycle’.

Estos tipos de prácticas, explicó Acosta, van más alineadas a la sostenibilidad y al cuidado de la tierra con productos naturales que se busca en países europeos como Alemania, Austria, Suiza y Escandinavia. “Preferimos distanciarnos de la competencia con naciones de Centroamérica en precios y enfocarnos en los temas de valor agregado”, puntualizó.

8 destinos compran menos

Por otra parte, las exportaciones de banano cayeron 1,74% entre enero y octubre de 2021, frente al mismo periodo del año pasado, según la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec). Esta caída se explica por el decrecimiento de las exportaciones a ocho mercados.

Entre los mercados a los que se ha exportado menos banano en el lapso señalado está la Unión Europea (-1,49%); Rusia (-1,73%); Oriente Medio (-13,29%); Asia Oriental (-25,74%); Reino Unido, (-28,56%); Oceanía (-1,44%); EFTA, que incluye a Liechtenstein, Noruega, Islandia y Suiza (-8,797%); y Canadá (-52,94%).

La Acorbanec señaló que la caída de las exportaciones se debe a la reducción de la producción exportable, al aumento del precio de los fertilizantes -debido al incremento del precio del petróleo-, a la subida de los fletes marítimos y a la falta de contenedores.

En el caso de la reducción de la demanda de los mercados, el gremio explicó que el limitante de Ecuador es el pago de aranceles del banano ecuatoriano que ingresa a deter­minados países.

Suplementos digitales