11 de September de 2010 00:00

El cuidado alarga la vida de la planta

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Cuenca

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El mundo vegetal, al igual que el reino animal, también cumple un ciclo natural de vida: nace, crece, se reproduce y muere.

La diferencia está en que unas plantas viven menos tiempo que otras.

Según la agrónoma cuencana Isabel Tapia, de Decojardines, cada especie tiene su propio ciclo de vida en el entorno natural. La botánica las agrupa en cuatro categorías: temporales, anuales, bianuales y perennes. Este tema debe tomarse en cuenta al momento de planificar cómo decorar un jardín.Las amas de casa escogen las plantas por el hermoso follaje y lo florecidas que se ven en los viveros. Pero, dice Tapia, al poco tiempo -cuando mueren- recién se enteran que ya cumplió su ciclo de vida. Entonces se ven obligadas a repensar en otro estilo de decorado.

Eso le pasó a Andrea Bustamante, en su vivienda ubicada en la ciudadela Yanuncay, en la parte baja de Cuenca. Ella escogió para la caminería de su jardín marigoles amarillos. Y al interior petunias, pensamientos y rosas. En menos de un año su jardín se opacó. Hoy solo quedan las rosas multicolores.

El agrónomo Boris Goercke comenta que si bien cada especie vegetal tiene un ciclo propio de vida, ese tiempo podría alargarse unos meses más con un permanente cuidado en fertilización, poda, riego...

Geranio. Son plantas de exterior y para que tengan una floración óptima deben estar expuestas a pleno sol. Prefieren los ambientes templados de 25 grados. Su floración es prolongada y se agrupan en una diversidad de formas y colores.

Calibroche. Es una planta de tallo único, bastante ramificado. Según la especie puede ser delgado o robusto, liso o áspero y cubierto de fibras. Se siembra en macetas y con las primeras semillas que expulsa muere, entonces brotan nuevas plantas.

Gazanea. Conocida como dormilona, porque en las noches cierra sus flores. Sus hojas son ovaladas, de colores amarillo y rojo intenso. La estructura se parece a la de un helecho. Es una especie muy resistente a los cambios bruscos de temperatura.

Petunia. Por su fácil cultivo, belleza de las flores y variedad de colores, se usa en la decoración de jardines y plazas. La planta tiene forma tubular y la flor es acampanada. Se cultivan en macetas de 11 centímetros, en tierra de sustrato nutritivo.

Escancel. Es una planta medicinal. Sus hojas se preparan como té. Su aplicación ayuda a controlar las afecciones al pulmón, resfriados, catarros, dolores del pecho y neumonía. Por sus colores fuertes son usados para embellecer los jardines.

Prímula. Viven mejor en temperatura que oscila entre cinco y 10 grados centígrados. Las nuevas plantas deberán estar bajo sombra y con riego moderado. Las plagas más frecuentes que soportan son el pulgón, la botritis y la mosca blanca.

Arete de fuego. Planta de origen oriental para los amantes de la jardinería creativa y más exótica. Por su vistosa y prolífica floración fue introducida en nuestro país como planta de maceta y jardín. Se adapta con facilidad a todo tipo de temperatura.

Rosas. Es la reina de las flores. Además de su aroma exquisito, tienen el atractivo de sus hermosas y vistosas flores. Se cultiva en maceta o suelo firme. Se recomienda el riego cada dos días y es clave la poda para que rebrote su follaje y las nuevas flores.

Palmeras. La variedad de palmeras las hace de uso en el paisaje y en los jardines de las casas. Hay que considerar el tamaño que logran en su madurez. En jardines se emplean las especies de crecimiento reducido, dejándole espacio para que se extienda.

Manzanillón. Es una planta fuerte. Crece en áreas secas, en períodos sin lluvias de hasta 10 meses y sin ninguna protección contra el sol. Llega hasta 50 centímetros de altura. Las hojas tienen la forma de rosetas y las flores de margarita.

Marigold. Resistente al frío y de follaje aromático. La floración se mantiene durante su periodo de vida. Las flores forman cabezuelas grandes con relación al tamaño de la planta. Riéguela pasando un día en verano. Crece en terrenos pobres y fértiles.

Hortensia. Arbusto popular de clima con inviernos suaves y se caracterizan por tener flores dispuestas en forma de cabezuelas, ideales para la decoración. Se pueden encontrar en diversas tonalidades: azul, rojo, rosa y hasta púrpura.

Tiempo de vida

Temporales. En seis meses las semillas germinan, se forman todas las partes vegetativas, se produce la floración, la formación de nuevas semillas y la planta muere casi siempre con el primer frío. Las semillas son resistentes al frío y a la disecación. En este grupo están el marigold, petunia, pensamiento, bellitas, calibroche...

Anuales. Necesitan dos estaciones de crecimiento. Tras la germinación se forma un tallo corto y una raíz modificada para almacenar alimentos. Con el frío se detiene el desarrollo y cuando pasa el temporal moviliza las reservas almacenadas, florece, da frutos, forma nuevas semillas y muere. En esta categoría están las begonias, gasáneas, ciclamen, primaveras, prímula, jibarita y manzanillón.

Bianuales. Viven dos años y son capaces de sobrevivir al invierno. La parte aérea se seca cada año hasta la próxima temporada para resurgir de nuevo porque la raíz está viva debajo de la tierra. Florece en primavera y en verano. Hay especies que no pierden el tallo ni las hojas y están verdes todo el año. En este segmento se encuentran palmeras, aretes de fuego, hebe, hortensias y asalias.

Perennes. Su estructura vegetativa persiste desde la germinación año tras año; sin marchitarse, sin perder sus hojas ni el tallo en ninguna época. Estas plantas al crecer de forma continua necesitan estar protegidas ante las heladas. Algunas pierden sus flores con el invierno como una respuesta a ese brusco cambio climático. En este grupo están las rosas, el escancel, el geranio, la verbena, las tapizantes y el cactus.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)