20 de October de 2011 00:02

Críticas por posible aumento de impuesto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El paquete tributario, que nuevamente se debate en el país, tras su propuesta inicial en enero de este año, vuelve a generar controversia entre los ciudadanos.

Lo que inició como un paquete destinado a salvar al sector Salud (que requería USD 406 millones de manera urgente), se convirtió luego en una “reforma verde” y ahora enfila hacia las transacciones comerciales.

La propuesta del director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Carlos Marx Carrasco, es incrementar el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) del 2 al 5%.

Además, se prevé ampliar el universo de cobro. Así, se aplicará a los traslados o envíos de divisas al exterior ya sea en efectivo, cheques, transferencias superiores a USD 1000. Eso incluye a los exportadores, importadores y empresarios que realizan operaciones con el exterior. También los gastos que se realizan con tarjetas de créditos o débito en el exterior.

Con la aplicación de la medida, el Fisco llegará a recaudar alrededor de USD 1 000 millones anuales. Pero si bien el nivel de ingreso aumentaría sustancialmente, esta medida, tal como sucedió antes con la intención de gravar a las fundas plásticas (propuesta derogada) y a los vehículos (ahora solo aplica a los de más de 1 500 centímetros cúbicos) ya tiene detractores en amplios sectores.

Para el promotor turístico Fabricio Vargas, “es inconcebible que en un mundo donde hay libertad económica para viajar, comprar o lo que sea, hoy digan que la gente puede dejar de viajar y dedicarse a conocer nuestro país. Es un pensamiento tercermundista”.

Para Arlette Suárez, operadora de la agencia Royal Tours, si se aumenta el ISD al 5%, los viajeros al exterior se reducirán porque se incrementarán sus gastos. “Cuando el usuario llegue a su destino y pague el hotel, alquiler de carro, comida y todo lo que consuma deberá canelar el 5% ya que es una transacción internacional”.

Según Suárez, esa medida afectará más a la clase media que hace esfuerzo para ahorrar e irse de vacaciones a países cercanos. “A los ricos no les afecta en nada”.

Para Jimmy Rugel, de la Agencia Aero Mundo, el primer efecto que tendrá el nuevo impuesto será el aumento de los costos de los paquetes turísticos en un 3%. “El cliente es siempre el que asume los gastos. No estoy de acuerdo porque los clientes viajan y quieren traer sus recuerdos y comprar cosas que en otro país les cuesta menos que aquí”.

Otro grupo de afectados son los familiares que envían dinero a sus hijos que estudian en el exterior. Eva Guapisaca, experta en tributos, señaló que muchas personas envían mesadas a sus hijos que estudian en el extranjero, en especial a Argentina, Chile y Colombia. “Además de los gastos que se paga por el giro debe sumarse ahora el aumento del ISD”.

En este sentido, el asesor financiero Antonio Figueroa explicó que “no hay que escarbar mucho para imaginarse el impacto. Tenemos mucha gente que viaja cada año y regresa a refinanciar las deudas contraídas en el exterior. Definitivamente habrá que esperar para ver cómo se envía el proyecto, pero tal cual está planteado es un impacto a la clase media”.

Eduardo Almeida, consultor de la firma Advice, en cambio, ve que la medida afectará directo en las transferencias y envíos de giros, actividad muy común en el país. “Esto va a afectar a todas las transacciones que tengan que ver con pagos hacia el exterior. No solo las casas matrices de grandes empresas, sino también los ciudadanos comunes y corrientes”.


Las claves del ISD

Impuesto a la Salida de Divisas debe ser pagado por todos los agentes económicos cuando transfieren divisas al exterior.
Este impuesto recae sobre el valor de todas las operaciones y transacciones monetarias que se realicen al exterior, con o sin intervención de las instituciones del sistema financiero.

También se grava a los pagos efectuados desde cuentas del exterior por concepto de importaciones realizadas al Ecuador con el objeto de comercializar los bienes importados.

Están exonerados de este impuesto los traslados de efectivo de hasta una fracción básica desgravada de Impuesto a la Renta de personas naturales (USD 9 210), efectuados por ciudadanos ecuatorianos o extranjeros que abandonen el país.

También no pagan las transferencias de hasta USD 1 000 que no involucren la utilización de tarjetas de crédito o débito.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)