24 de October de 2011 00:05

Control militar a la distribución de gas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La planta envasadora de ENI Gas y los centros de acopio de Congas y Duragas, situados en Ibarra, amanecieron militarizados hoy.

La medida dispuesta por la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH) apunta a frenar el contrabando y el empleo del gas doméstico en actividades económicas.

Según Manuel Mejía, director de la ARCH Norte, los militares supervisarán el ingreso y la salida de los vehículos que transporten cilindros de 15 kilogramos. El control en las sedes de las empresas comercializadoras es para verificar el acatamiento del cupo asignado y el horario establecido para cada distribuidor.

La Agencia de Regulación determinó que en Imbabura ingresan mensualmente 200 000 cilindros de las tres marcas. En el ámbito de la ARCH Norte, que abarca las provincias de Imbabura, Carchi, Sucumbíos y el norte de Esmeraldas, hay 350 000.

Para Mejía, hay 50 000 cilindros que se comercializan en el mercado imbabureño que están en exceso. “Unos 30 000 tanques fugan por Esmeraldas y Carchi a Colombia y 20 000 se destinan ilegalmente a negocios, fábricas, avícolas, floricultoras, piscinas”.

Por ello, el Comité Interinstitucional Permanente Emergente de Hidrocarburos (CPIEH), integrado por ocho entidades, definió acciones para aplicar el nuevo modelo de comercialización. Este esquema entrará en vigencia desde enero del próximo año.

Según Mejía, se trata de un modelo de distribución por circuitos, que exige una reasignación de cupos para distribuidores. Este mecanismo está en vigencia en la provincia del Carchi para la venta de 75 000 tanques cada mes.

La ARCH Norte definió en un año el levantamiento de la base de datos de barrios, sectores y zonas, especialmente de Tulcán. A la par, identificó a distribuidores con cargas diarias y mensuales.

En tanto, en la Asociación de Distribuidores de Gas (Adigas) aseguraron no estar al tanto del nuevo proceso comercial. Este gremio, que aglutina a 13 socios y que tienen un cupo de 23 000 cilindros cada mes, es la principal comercializadora en Ibarra.

Según Marcelo Arciniegas, presidente de Adigas, a las autoridades les corresponde hacer los operativos para exigir el uso del gas industrial en negocios y empresas de la localidad. “Pero esos operativos no se deben realizarse solo dos veces al año, sino una vez por semana”, dijo Arciniegas.

Tanto la ARCH Norte como los distribuidores reconocen que la venta de gas industrial es mínima. En la zona norte hay 4 000 cilindros de 45 kilogramos. Eso radica en la diferencia de precios que hay entre ambos envases. Mientras el gas doméstico tiene un precio oficial de USD 1,60, el industrial fluctúa entres USD 30 a 35.


Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)