Ecuador: 26% de adultos mayores aún no recibe 2da. d…
Brith Vaca: ‘El resultado del enredo legal es la inercia’
El cantón Mejía abre sus haciendas para hacer turismo rural
Marco Feoli: ‘Los niveles de violencia en Ecuador preocupan’
El CNE inicia una depuración del sistema político co…
1 000 millones del FMI son gratis e irán para gasto …
Bolivia registra 727 nuevos casos y España anuncia d…
Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…

En el sector público ya se puede contratar bajo la modalidad del teletrabajo

Durante la presentación de la normativa para la aplicación del teletrabajo, el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, destacó que la modalidad ayuda a la inclusión laboral. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO.

Durante la presentación de la normativa para la aplicación del teletrabajo, el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, destacó que la modalidad ayuda a la inclusión laboral. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO.

Durante la presentación de la normativa para la aplicación del teletrabajo, el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, destacó que la modalidad ayuda a la inclusión laboral. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO.

La normativa para la aplicación del teletrabajo en el sector público fue presentada este miércoles de 17 de mayo de 2017, en Cuenca. La intención, dijo el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, es que el sector público optimice los recursos humano y financiero y lograr una mayor eficiencia.

Además, agregó que esta modalidad ayuda a la inclusión laboral para personas con capacidades especiales, madres con recién nacidos, entre otros casos. Él destacó que en el Ministerio del Trabajo en Quito ya se realizó un proyecto piloto. 10 funcionarios optaron por esta modalidad. Por lo general, el promedio de rendimiento era del 90% a 92% y, en el caso de ellos, subió a 98% con el teletrabajo, aseguró el Ministro.

La normativa presentada este miércoles en Cuenca regula cómo los servidores públicos pueden optar por esta modalidad, que es opcional. Primero deben notificar a la unidad de talento humano de su institución sobre la posibilidad de ser calificados.

Esta área, dijo Berrezueta, debe calificar la posibilidad revisando las condiciones del cargo. La autorización final estará a cargo de la máxima autoridad de la institución. Además, se fijarán metas, condiciones y se elabora un memorándum interno.

Se pueden acoger las personas que tienen nombramiento permanente o provisional y están a contrato ocasional. “Aplica, sobre todo, para aquellos que realizan trabajo de oficina como una contadora, alguien que realice análisis, un informático…”, destacó el ministro Berrezueta.

Según el ministro Berrezueta, en el sector privado, en la actualidad, más de 20 000 personas laboran bajo la modalidad de teletrabajo. En octubre pasado, cuando se publicó el acuerdo ministerial para la regulación, 15 000 contratos de quienes trabajaban con esta opción fueron regularizados.

Según Berrezueta, la meta es que, por lo menos, 75 000 personas laboren bajo esta modalidad en el sector privado en dos años. Para el público aún no han fijado una meta.

El teletrabajo es calificado como una labor no presencial, por medio de la cual el trabajador cumple su jornada laboral fuera de la oficina siempre que las necesidades y la naturaleza del servicio lo ameriten.

El trabajador hará uso de las tecnologías de información y comunicación. Esta modalidad se podrá prestar en dos formas: permanente y parcial.

En la primera solo se presta fuera de oficina. En la segunda, en cambio, el empleado puede cumplir un máximo de 24 horas semanales (tres días) fuera de la empresa y el resto dentro.