¿Cómo evitar el sobreendeudamiento por las fiestas n…
Pugna Asamblea-Consejo de Participación se agudiza c…
Aeropuerto de Manta fue entregado por el Gobierno
Dulce Narcisa Giler fue asesinada a tiros en su auto…
Orión se acercó a la Luna en su retorno a la Tierra
Cuatro detenidos por secuestros de ecuatorianos en Colombia
¿Cómo se sanciona el secuestro extorsivo en Ecuador? 
Casos de covid-19 aumentan un 24% en una semana Guayaquil

Codelco pide 'diálogo amistoso' con Ecuador sobre disputa por proyecto Llurimagua, antes de ir a arbitraje

El proyecto minero Llurimagua ubicado en la provincia de Imbabura. Foto: archivo / EL COMERCIO

El proyecto minero Llurimagua ubicado en la provincia de Imbabura. Foto: archivo / EL COMERCIO

El proyecto minero Llurimagua ubicado en la provincia de Imbabura. Foto: archivo / EL COMERCIO

Este lunes 23 de noviembre del 2020 la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) notificó al Ecuador la solicitud de inicio de conversaciones amistosas para exigir el cumplimiento a los acuerdos suscritos con la Empresa Nacional Minera del Ecuador (Enami) respecto del proyecto minero Llurimagua, ubicado en Imbabura.

La compañía chilena es la principal productora de cobre de mina del mundo. Su pedido fue formalizado mediante una carta enviada a la Procuraduría General del Estado (PGE), y se ampara en el convenio suscrito entre los dos países para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones. Este tipo de procesos se realiza como paso previo para evitar un arbitraje entre las partes.

En un extenso comunicado, Codelco detalla que a partir de 2009 existen múltiples acuerdos suscritos entre la Corporación y Enami, así como entre Ecuador y Chile.

Añade que en el 2016 Codelco notificó a Enami el cumplimiento de todos los hitos establecidos en el convenio, y luego de extensas negociaciones, en octubre del 2019 se ajustaron los términos definitivos para la asociación entre ambas empresas estatales.

La compañía chilena asegura que hasta la fecha ha cumplido con todas sus obligaciones. Sostiene que, por el contrario, la empresa pública ecuatoriana no ha cumplido con su parte al no formar la sociedad para el desarrollo del proyecto ni ha ratificado el pacto de accionistas que se acordó hace un año.