México aprueba 12 días continuos de vacaciones para …
Exfuncionaria de la Corporación Nacional de Electric…
13 paraguayos fueron rescatados tras ser explotados…
Gobierno de Ecuador profundizó diálogo sobre segurid…
Volodímir Zelenski afirma que Rusia será investigada…
¿Qué pasa en Perú? Claves de la maniobra de Pedro Ca…
Nicolás Maduro critica la persecución contra Pedro C…
Carlos Vives aterriza una iniciativa solidaria en la…

La ayuda financiera llega por Internet

‘La mexicana Norma Isela necesita USD 500 para expandir el inventario de la venta de zapatos por catálogo y ampliar su oferta a ropa y accesorios en la norteña ciudad de Piedras Negras, en el estado de Coahuila. Hasta ahora pudo recabar 45% de esa cantidad.

Este proyecto es uno de los difundidos en la página electrónica de la organización no lucrativa estadounidense Kiva, surgida en el 2005 y cuyo objetivo es obtener financiamiento para microempresarios en el mundo.

La obtención de microfinanciamiento por Internet, de persona a persona, es una modalidad en crecimiento, impulsada por plataformas como Kiva, la francesa Babyloan y la checa Red de Intercambio de Préstamos Electrónicos (ELEN, por sus siglas inglesas), entre otras.

“Es una fuente de fondeo, con el cual hemos financiado muchos proyectos. Es una buena opción”, dijo a IPS Maricarmen Martínez, responsable de Capacitación en la Fundación Realidad, afiliada a la no gubernamental Visión Mundial México y socia de Kiva desde el 2009.

En este esquema, el financista elige a un prestatario, transfiere el dinero por un monto mínimo de USD 25, recibe el pago y puede reiniciar el proceso. La plataforma comprueba que el socio en un país determinado financia microempresarios y que su operación es sana.

Las entidades microfinancieras mexicanas manejan una cartera de al menos USD 2 700 millones y depósitos por unos USD 1 600 millones, según datos de la Red de Intercambio de Información Microfinanciera (MIX, por sus siglas en inglés).

En el sector financiero de muy pequeña escala operan más de 600 organizaciones de ahorro y préstamo, de las cuales la mayoría son cooperativas. Poseen más de 1 000 sucursales, atienden a unos 5,5 millones de usuarios y representan casi el 70% de los activos del ramo, según cifras del ente regulador Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

El microcrédito se ha convertido en México en una herramienta para combatir la extrema pobreza en las comunidades más marginadas, aunque es todavía un sector joven en el país.