29 de August de 2012 00:03

Acuerdos en materia laboral y tributaria

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El salón Sait Moritz del Swissotel de Quito se quedó corto para la reunión que mantuvieron cerca de 150 representantes del sector empresarial con el presidente Rafael Correa, y una comitiva no menor de 10 ministros y autoridades de primera línea.

Una decena de empresarios tuvo que presenciar la reunión de pie debido a la gran demanda que originó la convocatoria.

Durante el encuentro, que duró cuatro horas, los empresarios presentaron sus inquietudes principalmente en materia comercial, laboral y tributaria.

Mientras que el presidente Correa y sus ministros expusieron sus logros en materia económica y las futuras líneas de acción además de responder a reclamos puntuales de diversos sectores.

Del encuentro surgieron tres acuerdos en temas de impuestos, trabajo y política comercial.

Materia tributaria

El presidente Correa anunció que el crédito tributario generado por el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) podrá ser negociado para evitar una mayor carga impositiva a las empresas.

Actualmente las empresas que importan bienes de capital, materias primas e insumos pueden deducir del Impuesto a la Renta el ISD que pagan por la importación de estos bienes.

Sin embargo, existen empresas que están exentas del pago del Impuesto a la Renta o permanentemente pagan más por ISD que por Impuesto a la Renta. Lo anterior les deja un saldo a favor que nunca podrán recuperarlo, ya que la Ley vigente permite acceder a ese crédito durante cinco años, caso contrario va a l fisco. Esta situación resta liquidez y competitividad a las compañías, dijo el presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, Pablo Dávila.

Con la reforma propuesta por el presidente Correa, las empresas podrán negociar el crédito tributario con firmas que lo necesiten y recuperar lo que pagaron en ISD.

Una segunda propuesta en materia tributaria tiene que ver con el pago del impuesto mínimo.

El titular del SRI, Carlos Marx Carrasco, indicó que si las empresas pagan más por el impuesto mínimo que por el Impuesto a la Renta causado, ese excedente podrán recuperarlo, siempre y cuando la empresa esté sujeta a una fiscalización del SRI.

Este último concepto fue bien recibido por el presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil, Henry Kronfle, ya que varias empresas están en esta situación y están abiertas a la fiscalización.

Reforma Laboral

Durante el encuentro, el ministro de Relaciones Laborales, Francisco Vacas, anunció que se llegó a un acuerdo con los sectores florícola, pesquero, ganadero y turístico respecto a la dinamización de la jornada laboral.

Es decir que en estos sectores habrá una nueva distribución de la jornada semanal de 40 horas.

Por ejemplo, para el sector florícola, Vacas señaló que en la actualidad se trabaja ocho horas diarias de lunes a viernes, y las empresas deben pagar un recargo adicional del 100% por horas extras en la jornada laboral del sábado.

Esto debido a que en este sector se trabaja los sábados porque ese día se deben cortar las flores.

Sin embargo, bajo la nueva propuesta, se podrá distribuir las 40 horas de la semana entre lunes y sábado. Por ejemplo, de lunes a jueves siete horas diarias y el viernes y sábado seis horas.

Así, las horas trabajadas el sábado tendrán un recargo del 25% y ya no del 100%.

Un esquema similar de dinamización en la jornada laboral se aplicará en los sectores ganadero, pesquero y turístico.

Política comercial

Otro anuncio recibido de matera positiva por los empresarios fue el viaje, en este año, del presidente Correa a Bruselas para avanzar en la negociación con la Unión Europea. Aunque no se dio a conocer una fecha, el viceministro de Comercio Exterior, Felipe Rivadeneira, indicó que será este año. Para el titular de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana, Cristian Espinosa, aún es un tema pendiente la apertura comercial sobre todo con EE.UU..

“No hay voluntad de tomar decisiones determinantes en materia de negociaciones comerciales bajo la excusa de que la falta de política monetaria le pone en condiciones de desventaja. Devaluando las cosas no se arreglan, lo sabe cualquiera que estudia la historia del Ecuador.”

Otros incentivos expuestos en la reunión

El Régimen anunció ayer el lanzamiento de un plan de incentivos en materia de reforestación. Habrá un subsidio para el 75% de los costos de inversión en actividades de reforestación, únicamente de los árboles que sobrevivan.

En materia de vivienda, el Ministerio del ramo hizo un anuncio de aumentar los incentivos en la construcción de viviendas populares.  El bono subirá de USD 5 000 a USD 6 000 para viviendas de un costo no mayor a USD 15  000.

También subirá el techo de vivienda popular de USD 20 000 a USD 30 000 y tanto constructores como usuarios accederán a mejores tasas de interés en créditos para la vivienda.  

El presidente Correa anunció además la creación de la Subsecretaría de Industrias Estratégicas,  para el desarrollo de  empresas siderúrgicas, astilleros y la Refinería del Pacífico, que añadirá valor agregado al petróleo.

También se anunció que se reducirán los tiempos en la tramitación de registros sanitarios para productos comestibles y medicinas que actualmente demoran de 12 a 18 meses en el Instituto Leopoldo Izquieta Pérez.

El Mandatario dijo que se homologarán los registros sanitarios obtenidos en Europa o EE.UU. y que el control de productos será después de  ponerlos en el mercado. 

‘Prioridad a lo nacional’

El presidente Rafael Correa aseguró ayer que en la construcción de las centrales hidroeléctricas la industria nacional tendrá prioridad en provisión de bienes.

Ello, respecto a una denuncia de la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal (Fedimetal) respecto a que en obras como el Coca-Codo Sinclair o el Toachi-Pilatón no se está contratando los servicios de las compañías que trabajan con acero y producen compuertas, tuberías, puentes grúas y ductos, entre otros elementos metalmecánicos.

El ministro de Sectores Estratégicos, Jorge Glas, aseguró que el componente nacional en las centrales será no menor al 55% y que se reunirá con el sector metalmecánico para recoger sus inquietudes.

Añadió que actualmente las centrales hidroeléctricas se encuentran en la etapa de la construcción de la obra civil, por lo cual demandarán de componentes metalmecánicos para el segundo semestre del próximo año.

Advirtió que se investigará si constructoras como Sinohydro están levantando fábricas de tratamiento de acero al pie del Coca-Codo, generando así una competencia a la industria nacional, según dijo Fedimetal.

La ministra de Industrias, Verónica Sión, indicó que se hará un control en las centrales hidroeléctricas para que se contrate a la industria nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)