29 de August de 2011 00:02

25% de avance en obras civiles para rehabilitar la Refinería

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un laberinto de torres, tuberías, mangueras y tanques, se divisa desde la entrada principal. Cada uno de estos elementos cumple una función específica en el proceso de transformación del petróleo en combustibles y forma parte de la Refinería de Esmeraldas.

A una distancia de 300 metros en dirección a la planta, cinco trabajadores de la empresa Santos CMI abren una excavación de 20 metros de largo por 10 de ancho, y 2 de profundidad junto a la unidad FCC, calificada como el ‘corazón’ del complejo industrial más grande del país.

Al lado de esta unidad, que produce gasolinas de alto y bajo octano, así como gas licuado de petróleo (GLP), Santos CMI construye una base de hormigón que soportará el peso de una grúa de 1 300 toneladas. Su brazo levantará el nuevo reactor de 200 toneladas y el regenerador de 550, fabricados en Corea, para reemplazar los existentes en la unidad FCC.

Santos CMI junto con Procopet son las dos firmas subcontratadas por la empresa coreana SK para la repotenciación de la Refinería, desde hace tres años.

Este frente de adecuaciones estará listo en mayo del próximo año y en agosto está previsto que la FCC se paralice completamente hasta marzo del 2013. Durante este tiempo se realizará el montaje de los nuevos aparatos.

Con la paralización se dejarán de procesar 18 000 barriles de gasóleo -componente del residuo que queda de una primera etapa de refinación crudo-. Y a su vez, se dejarán de producir 10 000 barriles de naftas de alto octano y 450 toneladas de GLP, diariamente. Durante este período la Refinería solo procesará 55 000 barriles de petróleo. Es decir, la mitad de su capacidad actual.

En el interior del complejo existe un permanente movimiento. Con la rehabilitación de la planta se abrieron 12 frentes de trabajo. Santos CMI y Procopet contrataron 400 obreros mientras que SK reclutó a otros 100 empleados .

Por la mañana se revisa que los obreros estén uniformados, con cascos, botas, orejeras para protegerse del ruido, y mascarillas. Todo como parte de la seguridad. Las áreas de intervención están señalizadas con cintas plásticas de color amarillo.

También se han dispuesto rótulos que previenen del paso de vehículos pesados que llevan el material a distintos frentes.

“El ambiente laboral es agradable. Pero debemos acostumbrarnos al olor de la refinación del crudo”, dijo Ramón Palacios, uno de los trabajadores de la FCC.

La primera fase tiene un avance del 49% y comprende las obras civiles necesarias para el cambio del reactor y regenerador. La segunda fase un 59% y tiene que ver con la intervención en los generadores de energía eléctrica y otros procesos de refinación. En términos generales, las obras civiles registran un avance del 25% .

[[OBJECT]]Del total de compras para la repotenciación de la Refinería el 70% se ha realizado en Corea. Allí se fabrican los equipos y se importan materiales como cemento, arena, hierro, palas y carretas para la obra civil.

En tres bodegas al interior de la Refinería se almacenan las piezas a utilizar en el montaje los equipos. Hay intercambiadores de calor, tuberías, bridas y válvulas, explicóÉdgar Ibarra, fiscalizador del proyecto de repotenciación.

Para enfriar los calderos del complejo se construye una nueva planta de desmineralización de agua con una inversión de USD 27 millones. La planta actual está sujeta a permanentes reparaciones y genera peligros.

Allí se transforma el agua en vapor las unidades de crudo, FCC y reformador catalítico que producen derivados y mejoran la calidad, explicó Gonzalo Valarezo, administrador de los contratos de la empresa coreana SK.

Según el superintendente de la Refinería de Esmeraldas, Nelson Chulde, están dentro de los plazos establecidos.

Pero, Dick Borja, sindicalista de la petrolera estatal, aseguró que el trabajo es lento. Manifestó que el proyecto nunca ha sido socializado con los trabajadores.

Más obras en ejecución

Una planta de tratamiento de aguas aceitosas con un tanque de 6 000 metros cúbicos se construye para evitar, en caso de rebosamiento de las piscinas, que contaminen el río Teaone.

También se levanta una planta procesadora de lodos biológicos y aceitosos que permitirá evacuarlos para su procesamiento en un área externa de la Refinería de Esmeraldas.

La unidad FCC tendrá un mantenimiento programado de un mes en diciembre próximo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)