18 de septiembre de 2018 00:00

300 nuevos negocios nacieron en Manabí luego del terremoto

En el Mall del Pacífico de Manta se puso una isla para vender los productos manabitas. Foto: Cortesía Prefectura de Manabí

En el Mall del Pacífico de Manta se puso una isla para vender los productos manabitas. Foto: Cortesía Prefectura de Manabí

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
María Victoria Espinosa
Redactora mespinosa@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En 12 cantones manabitas se crearon 300 nuevos productos, basados en las recetas tradicionales y materias primas de la provincia.

Se elaboran desde ‘snacks’ de chifles con sal prieta, sal marina con sabor a cacao, hasta rompope de frutas cítricas. Y lo más importante: 7 000 personas obtuvieron un empleo directo a través de los 300 emprendimientos impulsados por el proyecto Manabí: Cuna de Emprendedores.

Los productos se distribuyen en las tiendas a escala local y nacional. Por ejemplo, 50 productos se encuentran en las perchas de cadenas de supermercados del país, como Tía, Mi Comisariato y Supermaxi. También, en una isla en el centro comercial Mall del Pacífico en Manta.

El 80% de estos emprendimientos nació tras el terremoto, que devastó a la provincia el 16 de abril del 2016. Las microempresas fueron uno de los sectores más perjudicados.

De 30 000 emprendedores que se registraron en el 2015 en el Servicio de Rentas Internas (SRI), 18 000 perdieron sus negocios en el 2016.

Ese fue el caso de Diana Macías, de Portoviejo. Ella tenía un local de dos pisos, en la planta baja había un cibercafé y en la segunda, una tienda de ropa. Pero la edificación se desmoronó con el movimiento telúrico, al igual que su casa.

Diana Macías vende sal parrillera con sabor a limón, cacao, jengibre y especias. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Diana Macías vende sal parrillera con sabor a limón, cacao, jengibre y especias. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO


Para empezar nuevamente, su hermana Viviana le regaló una receta para preparar sal marina ahumada. Al principio tuvo dudas sobre el producto, porque no sabía si gustaría a los clientes. Pero para probar suerte la exhibió en una feria y vendió unos 10 recipientes sin etiqueta y obtuvo una ganancia de USD 28. Ese fue el impulso para crear la marca Sal Judia, que ya cuenta con sabores como la sal de jengibre, limón, especias y cacao.

Luis Luque, director del Departamento de Fomento Productivo de la Prefectura de Manabí, afirmó que la mayoría de negocios que conforman el proyecto Manabí: Cuna de Emprendedores empezó a estructurarse luego de ferias y ruedas de negocios, que se hicieron luego del terremoto.

La Prefectura ha invertido USD 300 000 en las capacitaciones, estudios de laboratorio de los productos, diseño de marca, etiquetado, registros sanitarios, entre otros.

Además, 50 productos fueron exhibidos en Florida (EE.UU.), para comercializarlos en la comunidad latina de ese país. La oficina comercial de Proecuador en Miami realiza un análisis de mercado de cada producto y tiene el respaldo del Consulado. Con ese estudio se empezarán a tramitar registros y certificados para exportar los productos que más acogida tuvieron.

Guadalupe Marcillo es propietaria de Prieta Pintón, un ‘snack’ de chifles con sal prieta. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Guadalupe Marcillo es propietaria de Prieta Pintón, un ‘snack’ de chifles con sal prieta. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO


Uno de esos artículos es el de Tartamartika, que son tartaletas elaboradas con una masa manabita e italiana.

Eduardo Cedeño inició con este negocio hace más de dos años. Retornó de Europa para instalar una pastelería en Portoviejo. Pero el terremoto destruyó las máquinas, una pequeña planta y su vivienda.

Con los ahorros que le quedaron pudo levantar nuevamente algunas paredes y junto a su socia, Martha Pisco, hicieron las tartaletas.

Al mes se venden unas 300 tarrinas, que se distribuyen en supermercados de Guayaquil, Santo Domingo y Manabí.

Otro producto que también tuvo buena aceptación en Miami fue Prieta Pintón, un ‘snack’ de chifles de plátano verde bañado de sal prieta artesanal.

Este ya se distribuye a escala nacional. La planta está ubicada en Jipijapa y tiene una producción mensual de 15 000 fundas pequeñas.

Estos emprendimientos han dinamizado la economía de unas 35 000 familias agricultoras, que producen la materia prima de estos negocios. En el caso de Prieta Pintón, al menos 12 productores proporcionan unos 30 racimos de plátano a la semana.

Eso ha permitido que este año se creen además asociaciones que proveen la materia prima, pero que también elaboran productos como café molido, chocolate y otros.

En la actualidad, en Manabí hay unos 15 000 emprendedores que lograron reactivarse luego del terremoto.

Ellos generan alrededor de USD 1 millón anualmente. De estos, los 300 negocios de emprendedores aportan con USD 250 000, según la Prefectura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)