13 de febrero de 2020 00:00

Negociación de los TBI, paralizada tras fallo de la anterior Corte Constitucional

El proceso para firmar estos nuevos convenios lleva casi tres años. La Corte anterior determinó que son contrarios a la Constitución.

El proceso para firmar estos nuevos convenios lleva casi tres años. La Corte Constitucional anterior determinó que son contrarios a la Constitución. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Mayra Pacheco
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El proceso para que Ecuador firme nuevos Tratados Bilaterales de Inversión (TBI) se encuentra detenido. Esto ocurre, pese a que han transcurrido ya casi tres años desde que el Gobierno anterior -a pocos días de finalizar su período- diera por terminados 16 de estos instrumentos.

La negociación de los TBI se encuentra “paralizada”, debido a la limitación existente en los dictámenes de la anterior Corte Constitucional (CC), informó el pasado miércoles 12 de febrero de 2020 a este Diario la Cancillería.

Este organismo, que fue cesado por el Consejo de Participación Ciudadana Transitorio en el 2018, determinó que las cláusulas de solución de diferencias entre los inversionistas y el Estado, contenidas en dichos tratados, eran contrarias al artículo 422 de la Constitución.

Esa norma establece que “no se podrá celebrar tratados o instrumentos internacionales en los que el Estado ecuatoriano ceda jurisdicción soberana a instancias de arbitraje internacional, en controversias contractuales o de índole comercial, entre el Estado y personas naturales o jurídicas privadas”.

La entonces presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, presentó en agosto del 2018 a este organismo una acción de interpretación para determinar el alcance de ese artículo.

A esto se sumó en junio del 2019 un recurso llamado “amicus curiae”, interpuesto por la Cancillería y el Ministerio de Producción y Comercio Exterior, para ser parte en el mismo proceso presentado por Cabezas. Pero la nueva Corte, que tiene un año en funciones, aún no se ha pronunciado.

Esto ha impedido avanzar en la firma de estos acuerdos con las naciones. “A todos los países que tienen interés de suscribir un TBI con Ecuador se les ha informado, por cuestión de transparencia, la limitación que existe al momento, por los dictámenes de inconstitucionalidad”, refirió la Cancillería.

Los tratados bilaterales


Los representantes de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham) y de la Unión Europea (UE) están al tanto de que se requiere un nuevo dictamen de la CC para avanzar con este proceso.

El trámite en este organismo es clave porque, según su pronunciamiento, se podrá seguir con esta gestión.

Este Diario consultó a esa entidad sobre el avance del proceso relacionado con los TBI. Hasta el cierre de esta edición se estaba gestionando la información.

La Cámara de Comercio Ecuatoriano China mencionó que, luego de que el expresidente Rafael Correa diera por terminado los TBI, hubo el ofrecimiento de firmar nuevos tratados llamados Convenios Bilaterales de Inversión (CBI), pero esto no ocurrió. La idea era adaptar esos instrumentos a la norma constitucional.

Por esto, durante la visita a China que hizo el primer mandatario, Lenín Moreno, a fines del 2018, se firmó un memorándum de entendimiento con la intención de retomar las negociaciones, que conduzcan hacia un posible nuevo tratado de inversiones. “En la actualidad, conocemos de la existencia de un borrador, pero hasta el momento no se tiene información sobre si han llegado a un acuerdo en el tema”, dijo esa Cámara.

La Amcham refirió que uno de los aspectos fundamentales de un TBI es la posibilidad de arbitraje internacional para la resolución de conflictos inversionista-Estado. “En el caso de los Estados Unidos, creemos que con la firma de un acuerdo comercial se supera la suscripción de un TBI, ya que dentro del primero se contempla un capítulo de inversiones”.

En la visita que realiza el presidente Moreno a EE.UU. esta semana también se prevé tratar temas de comercio.

Para solventar, en parte, el vacío generado por la falta de TBI, el Gobierno incluyó en la Ley para el Fomento Productivo y Atracción de Inversiones, en vigor desde agosto del 2018, un artículo que permite que en los contratos de inversión que superen los USD 10 millones, el Estado pacte arbitraje nacional o internacional.

Este insumo, sin embargo, no ha aportado de manera significativa. “Quizás el Gobierno no ha difundido lo suficiente este artículo o los inversionistas quieren un instrumento más fuerte”, mencionó David López, jefe técnico de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ).

Los TBI son convenios que estimulan, en parte, una mayor atracción de inversiones, porque generan un marco jurídico más estable para los nuevos flujos productivos que lleguen al país, dijo Xavier Robalino, catedrático y árbitro internacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (7)