En la Asamblea se inició el plan de vacunación contr…
Por primera vez el hospital Los Ceibos en Guayaquil …
Latacunga tuvo una temperatura de 0,9 grados, la más…
Secretario de Senescyt, Alejandro Ribadeneira, habla…
Subcontralora Valentina Zárate explica por qué renun…
¿En cuántos procesos penales está señalado el expres…
Subcontralora Valentina Zárate: ‘Hay un halo de temo…
En agosto 2021 se rendirá el nuevo examen Transforma…

Jaime Nebot​ recibe condecoración en sesión solemne por Bicentenario de Independencia de Guayaquil

El exalcalde Jaime Nebot recibe la 'Presea Municipalidad de Guayaquil'. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El exalcalde Jaime Nebot recibe la 'Presea Municipalidad de Guayaquil'. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El exalcalde de Guayaquil, en su discurso durante la sesión solemne por el aniversario de la Independencia de la urbe. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Jaime Nebot recibió una medalla de parte del Municipio de Guayaquil, por los años que se desempeñó como alcalde de la ciudad (entre el 2000 y el 2019). Sucedió en la sesión solemne por Bicentenario de la Independencia de Guayaquil, hoy viernes 9 de octubre del 2020.

El exburgomaestre –a manera simbólica- colocó la presea en la bandera de la ciudad, a manera de tributo a todos quienes residen en la urbe.

Dedicó la mayoría de su discurso a un severo cuestionamiento al modelo de administración del Gobierno Nacional, al que calificó como un “centralismo injusto”. Según él, este sistema evita el crecimiento de las ciudades.

“No habrá gobernante en este país que pueda sacarlo adelante si no rompe las cadenas que tienen maniatados a los gobiernos seccionales, a través de un centralismo injusto que causa que las ciudades no progresen”, dijo.

El exalcalde de Guayaquil, en su discurso durante la sesión solemne por el aniversario de la Independencia de la urbe. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Nebot habló de políticas federalistas, que le permitan a las ciudades administrar sus recursos, mediante políticas de autonomía efectivas. Se refirió además a los atrasos reiterados en la entrega de asignaciones a los gobiernos seccionales.

“Las características de ese centralismo han llevado al presupuesto del Estado a no ser un instrumento de desarrollo social, a través de la entrega a tiempo de recursos, para ser un simple Estado de pago de deudas y sueldos, que no sirve a la comunidad”, cuestionó.

Según el exfuncionario, ese cambio de modelo es posible, siempre y cuando haya la voluntad de los gobernantes.

“Que se respete al poder local y regional entregando oportunamente los valores que le corresponden, admitiendo y aceptando las normas administrativas que emanen de las ciudades y parte de eso es el manejo de los recursos que se generen en esas localidades”, dijo.