23 de septiembre de 2019 12:12

Un año de la desaparición de la maestra parvularia Natalia Subía y su familia vive en medio de la incertidumbre

Natalia Subía fue vista por última vez en San Juan, Centro Histórico de Quito. Foto: Tomada del Twitter de Desaparecidos en Ecuador @AsfadecEc

Natalia Subía fue vista por última vez en San Juan, Centro Histórico de Quito. Foto: Tomada del Twitter de Desaparecidos en Ecuador @AsfadecEc

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El pasado 15 de septiembre del 2019 se cumplió un año de la desaparición de la maestra parvularia quiteña Natalia Subía Molina, de 32 años. Lo último que se supo de ella es que salió de su casa ubicada en San Juan, en el Centro Histórico de Quito, para comprar medicinas. Hasta ahora su paradero es desconocido.

Su hermana Isis conversó con este Diario para contar los avances de las investigaciones. “Ya vamos con tres fiscales y siempre cambian. Esa es una de las vulnerabilidades que tenemos y eso hace que la indagación no avance”, señala.

A eso se suma que les han modificado cuatro veces los agentes investigadores de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro de la Policía Nacional (Dinased). “No hemos visto un resultado ya claro o contundente del paradero de mi hermana”. Pidió a las autoridades que las indagaciones se realicen con precisión y celeridad.

Ella tomaba medicamentos por sus problemas de crisis de ausencia. Foto: Cortesía

Ella tomaba medicamentos por sus problemas de crisis de ausencia. Foto: Cortesía


Isis contó que Natalia trabajaba como parvularia en un centro educativo del sur de la capital. Ella tomaba medicamentos por sus problemas de crisis de ausencia. Antes de salir de su vivienda, Natalia discutió con un familiar. Lo último que hizo fue tomar dinero y las llaves antes de salir de la casa. Dijo que iba a comprar las pastillas, pero jamás volvió.

Tras la desaparición, el 15 de septiembre, los parientes de la maestra preguntaron a los vecinos del barrio si la vieron. Les indicaron que la observaron por última vez mientras caminaba en las calles Carchi y Nueva York de San Juan, uno de los sectores de mayor afluencia de transeúntes.

La maestra tiene una hija de 12 años, quien vive actualmente con su padre. En diciembre del año anterior, la niña vivió su primer cumpleaños lejos de su madre. Si alguien conoce el paradero de Natalia puede comunicarse al teléfono 0987 322 051.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)