18 de agosto de 2018 00:00

La mafia usó antes otro bus para pasar droga a Ecuador

La marihuana ‘creepy’ estaba marcada con logotipos. Foto: Cortesía de la Policía

La marihuana ‘creepy’ estaba marcada con logotipos. Foto: Cortesía de la Policía

valore
Descrición
Indignado 42
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 2
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una red de narcotráfico, con colaboradores en Colombia, Ecuador y Perú, está detrás del envío de 579 kilos de marihuana dentro del bus que se accidentó en la vía Papallacta-Pifo, el martes 14 de agosto del 2018 pasado.

Este vienes, 17 de agosto, Carlos Alulema, director Nacional de Antinarcóticos, confirmó que la sustancia estaba oculta en cuatro compartimentos que se instalaron en el piso del vehículo de placas colombianas.

La detección se hizo el jueves 16 de agosto, durante una inspección con canes adiestrados. Para la extracción de la sustancia ilícita, valorada en USD 1,7 millones, fue necesario desarmar parte de la carrocería con sierras eléctricas.

Tras el hallazgo, las policías de Colombia y Ecuador abrieron indagaciones y compartieron datos. Las pesquisas ya arrojan los primeros resultados.

La Fiscalía del vecino país obtuvo audios en donde miembros de la red ilegal hablan de cómo esconder el narcótico en el automotor. Este procedimiento se habría realizado en el municipio colombiano de San José de Isnos.

El diario colombiano El Tiempo señaló que la Fiscalía de ese país estableció que tres de las personas que viajaban en el bus sabían del cargamento de la droga, “por lo que ya las tiene individualizadas para su posterior judicialización”.

Familiares de los 23 pasajeros que murieron en el accidente del martes contaron a ese diario que el bus estuvo parado tres días en el departamento de Huila, porque supuestamente había sufrido daños mecánicos. Los allegados supieron que en alguno de los municipios el automotor recibió “mantenimiento”.

Los agentes hallaron 584 paquetes de marihuana en cuatro caletas, en el piso del bus. Foto: Cortesía de la Policía

Los agentes hallaron 584 paquetes de marihuana en cuatro caletas, en el piso del bus. Foto: Cortesía de la Policía

En Ecuador, agentes de la Policía detectaron que la misma organización ilegal ya trató de ingresar marihuana al país en marzo del 2017.

La modalidad fue la misma que se usó en el bus accidentado: se ofreció un viaje gratuito a las costas ecuatorianas a familias de escasos recursos de Cali, en Colombia, y se ocultó marihuana en caletas, pero esa vez fue dentro del sistema de ventilación del vehículo.

En esa ocasión el autobús, también de placas colombianas, cubría la ruta Cali-Salinas. La Policía lo interceptó poco después de que ingresara al país por Rumichaca.

Mafia usó antes otro bus para pasar droga


En el vehículo se hallaron 368 paquetes de marihuana. Sin embargo, en este último viaje, la red de narcotráfico cambió su ruta. Los pasajeros que sobrevivieron contaron que salieron de Cali y que avanzaron hasta el municipio Santander de Quilichao y luego a Popayán, como si fueran a ingresar por Rumichaca. Pero allí se desviaron hacia la zona selvática de Colombia y llegaron a Huila. Se presume que ingresó a Ecuador por San Miguel. Arribó a Lago Agrio, en Sucumbíos, y de allí se dirigió hacia Quito, pero en el trayecto sufrió una falla en los frenos en el sector de Papallacta.

En el cargamento del 2017, igual que en el recién incautado, la marihuana que se pretendía ingresar al Ecuador era de la variedad conocida como ‘creepy’, de alta calidad y modificada genéticamente para un mayor efecto narcótico.

Una investigación del periódico El Colombiano indica que esta planta se cultiva en tierras vírgenes y en zonas escarpadas de la cordillera central del Valle del Cauca.

Desde el 2016, en ese país se registra un aumento de la producción y también de su demanda. Investigadores señalan que las mafias que controlan el microtráfico de Medellín también lideran los cultivos de esta planta en el Cauca.

En el siniestro del martes también quedaron heridas 22 personas, entre estas uno de los dos conductores del autobús extranjero. En un primer momento, la Fiscalía presentó cargos en contra del sospechoso por homicidio culposo, ahora la entidad prepara una nueva imputación por tráfico internacional de drogas. También se indaga a los pasajeros.

El conductor ahora permanece con resguardo policial, mientras se recupera de sus heridas en un hospital de Quito. Hasta este viernes 17 de agosto del 2018, su estado de salud era estable y había recibido atención médica por traumas en el rostro y el tórax.

Este viernes por la tarde, la Cancillería de vecino país informó en un comunicado que suspendió el vuelo que estaba gestionando para llevar a los heridos y a sus familias a Colombia, debido a las nuevas investigaciones. Y advirtió que “solo se reactivará el protocolo de repatriación una vez se cuente con las autorizaciones por parte de las autoridades correspondientes del Ecuador”.

Los cuerpos de las víctimas, por otro lado, sí serán repatriados una vez se termine el proceso de documentación y se obtengan los permisos.

Sobre este caso también se pronunció el presidente colombiano, Iván Duque. Este viernes dijo que las autoridades de su país deben hacer una “investigación contundente” para capturar a los dueños del cargamento de marihuana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (49)
No (6)