Videos registran el movimiento del sismo en Japón qu…
Títeres se pasan a las redes sociales, para evitar e…
Tesoro al descubierto
El apoyo de los padres es clave para la adolescente …
Juan Enrique Quiñónez Schwank: ‘Las escuelas n…
COE cantonales se blindan por Ómicron
Al menos cuatro personas murieron durante una balace…
Consejo de Participación deberá pagar reparación a v…

Los narcos utilizan el terror virtual

México. DPA y AFP

La delincuencia organizada usa por primera vez mecanismos psicológicos para atemorizar a pobladores de municipios de los norteños estados Tamaulipas y Nuevo León, de México. La prueba la realizaron ayer al  lanzar, por diferentes medios, rumores de fuertes choques armados entre militares y sicarios o de ataque a poblaciones que realizaría la delincuencia.

El fenómeno tomó tal envergadura, que el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, en conferencia de prensa reconoció que “hay muchos rumores de que habrá  balaceras. La fuente inicial de los rumores fueron las redes sociales de Internet, Twitter y Facebook.

Por medio de ellas se advirtió que en varios municipios de Tamaulipas se registrarían choques armados. Tras esa advertencia,  las escuelas, sobre todo en Ciudad Victoria,  centro del estado de Tamaulipas, quedaron vacías porque los padres acudieron a retirar a sus hijos. Otro municipio donde el temor cundió fue Reynosa, en la frontera con Estados Unidos. Las calles estuvieron casi vacías. Incluso el Consulado de Estados Unidos anunció su cierre hasta el  lunes 1 de marzo, por la violencia.

El temor cundió después de que el domingo pasado comenzara la guerra entre los Zetas y los del Cartel del Golfo, según explicó el alcalde del Municipio, Óscar Llubbert Gutiérrez.

En medio de ese ambiente, el Ejército mexicano informó que durante la jornada tuvo roces con grupos armados en diversos puntos cercanos a la frontera de Tamaulipas con Estados Unidos.  Al mismo tiempo, en el municipio China, ubicado en el norte del estado Nuevo León, en la frontera con Tamaulipas, un grupo de personas armadas visitaron los almacenes solicitando que cerraran porque  “habría una balacera”.

Como resultado, el centro del poblado principal del municipio quedó desierto. Las autoridades de los dos estados, que reconocen la gravedad de la situación, han anunciado  que reforzarán las acciones de los cuerpos policiales para lograr paz en la zona. En 2009, hubo allí  7 724 muertes  atribuidas al crimen organizado.
 
El Presidente culpa a medios

El presidente mexicano Felipe Calderón responsabilizó a la prensa de provocar temor en la población y causar daño a la imagen del país por difundir esos mensajes. Dijo también que los medios “hacen juego a los criminales y desvirtúan la lucha de las autoridades contra el narcotráfico, creando una errada percepción internacional.

Como ejemplo, el Mandatario mencionó que México tiene una tasa de 12 homicidios por cada 100 000  habitantes.

“En Brasil, esa tasa es de 25 por cada 100 000 habitantes, más del doble”.  Pero  “eso sí, Brasil se lleva la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos a una ciudad, como Río de Janeiro, que también es  violenta”, puntualizó el Presidente, quien asumió el Gobierno en 2006.

Suplementos digitales