25 de agosto de 2018 12:42

ONU critica el despido en Francia de una maestra de guardería por llevar velo

Imagen referencial. Una mujer de espaldas usando un velo. Foto: Pixabay

Imagen referencial, el Comité de Derechos Humanos de la ONU solicitó a Francia indemnizar a una profesora despedida por llevar velo de una guardería. Foto: Pixabay

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Comité de Derechos Humanos de la ONU criticó el despido por llevar velo de una empleada de la guardería francesa Baby-Loup, al considerar que se trataba de “una ofensa a la libertad religiosa” y pidió a Francia que la indemnizara.

Este comité, que depende del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, está formado por expertos independientes y sus informes no son vinculantes.

Despedida en 2008 de su trabajo en una guardería en una localidad al oeste de París, la francesa Fatima Afif recurrió esta decisión dos veces ante los tribunales.

Afif era la directora adjunta de la guardería Baby-Loup, un centro privado comprometido con una visión estricta del laicismo.

En 2013, la cámara social de la Corte de Casación dio la razón a Afif en una resolución judicial muy criticada. Esta consideró que “al tratarse de una guardería privada”, el despido era una “discriminación a causa de sus convicciones religiosas”.

Pero su despido fue finalmente confirmado por la Corte de Casación -la mayor instancia de la justicia ordinaria francesa- en 2014.

En las conclusiones del informe, publicadas el 10 de agosto de este 2018 y que la AFP pudo consultar, este comité de la ONU subrayó que “la prohibición que se le hizo de llevar un velo en su puesto de trabajo constituye una injerencia en el ejercicio de su derecho a la libertad de manifestar su religión”.

El Comité, que vigila la aplicación correcta del Pacto Internacional relativo a los derechos civiles y políticos, reprochó a Francia que “no explique en qué medida llevar un velo resulta incompatible con la estabilidad social y el cuidar a niños en una guardería”.

Este organismo de la ONU considera que las autoridades francesas “no aportaron justificaciones suficientes que permitan llegar a la conclusión de que el hecho de que una maestra de guardería lleve un velo resulte una ofensa para las libertades y los derechos fundamentales de los niños y sus parientes”.

El Comité concluyó que la obligación impuesta a Afif de sacarse el velo durante su presencia en la guardería resulta “una restricción que afecta la libertad religiosa” de la empleada y “una violación” del Pacto internacional relativo a los derechos civiles y políticos.

También consideró que Francia “no aportó suficientes pruebas para justificar el despido” procedente de Afif, por el que no recibió “ninguna indemnización”.

El Comité de Derechos Humanos indicó, asimismo, que Francia “debe indemnizar” a Afif “de forma adecuada y adoptar medidas de satisfacción apropiadas, incluso una compensación por la pérdida del empleo sin indemnización y el reembolso de todo el coste legal”.

También pidió a las autoridades francesas que le transmitan en un plazo de 180 días informaciones sobre las medidas adoptadas respecto a este tema.

Fundada en 1991 en un barrio pobre y multicultural, la guardería Baby-Loup cuida a niños durante las 24 horas del día y los siete días de la semana. Este centro abandonó la localidad de Chanteloup-les-Vignes a finales de 2013 y tres meses más tarde abrió en Conflans-Sainte-Honorine, otra localidad de la región parisina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)