5 de octubre de 2019 19:10

Municipio de Quito vigila el cobro de pasajes en buses

250 agentes de la AMT empezaron el operativo en el sur, centro, norte y valles para verificar que no se cobre más de la cuenta a los pasajeros En Quito. Foto: EL COMERCIO

250 agentes de la AMT empezaron el operativo en el sur, centro, norte y valles para verificar que no se cobre más de la cuenta a los pasajeros En Quito. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Yadira Trujillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tras un operativo de control realizado por la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), se detectaron cobros indebidos en cinco buses que salían desde La Marín hacia diferentes puntos de la ciudad.

La AMT realizará un informe dirigido a la Secretaría de Movilidad para que esta última inicie expedientes administrativos. Este proceso puede terminar, incluso, en la suspensión del contrato de operaciones, indicó Danny Gaibor, director de la AMT.

Alrededor de las 7:00 de este sábado 5 de octubre el 2019 a esa dependencia municipal empezaron a llegar denuncias por parte de la ciudadanía. Los reclamos aseguraban que los buses urbanos estaban cobrando entre USD 0,35 y 0,40, cuando la tarifa autorizada es de USD 0,25.

Entonces, 250 agentes de la AMT empezaron el operativo en el sur, centro, norte y valles para verificar que no se cobre más de la cuenta a los pasajeros.

Pasadas las 15:00, los agentes se ubicaron en los dos sentidos de la Autopista General Rumiñahui. Ahí se subieron a los buses urbanos, pidieron documentos a los conductores y preguntaron a los pasajeros si se les cobró más de la cuenta.

En una hora realizaron el control en unos 28 buses que cumplían con las tarifas establecidas. Pasajeros que se trasladaron desde Píntag hacia el Playón de La Marín, por ejemplo, confirmaron que no se les cobró más de 0,45, que hasta este sábado era la tarifa para esa ruta.

Lo mismo indicaron los pasajeros que llegaban al Playón desde La Armenia, por 0,30 y desde La Merced, por 0,40. Desde esos sitios la tarifa es más alta pero se reduce hasta los 0,25, que es lo que pagaron pasajeros que se subían en el punto del operativo.

Tras enterarse de los controles, buses que circularon desde primera hora de la mañana decidieron retirarse, señaló Gaibor. Por ese motivo, durante la mañana ciudadanos se movilizaron en camionetas, furgonetas y camiones, pagando hasta USD 1,50, ya que no encontraron buses urbanos para ir a sus lugares de destino.

Tras constatar que las vías de la ciudad se encuentran habilitadas para la circulación del transporte público, la Secretaría de Movilidad de Quito verificó también que un gran número de operadoras no prestaban el servicio público de pasajeros.

Por ello, el lunes 7 de octubre se iniciarán procesos administrativos sancionadores para la suspensión o revocatoria de los contratos de operación de esos buses, según lo dispuesto en la Ley de Tránsito.

La Secretaría también dispuso a la AMT iniciar procesos administrativos sancionadores a las operadoras de transporte comercial (taxis, buses y escolares e institucionales). Y pidió a la Empresa Metropolitana de Transporte de Pasajeros que verifique y analice el incumplimiento de los servicios contratados como alimentadores del sistema para su terminación inmediata.

En la tarde de este sábado, el Gobierno nacional determinó que los municipios podrán subir entre USD 0,05 y 0,10 el precio del pasaje de transporte urbano. El director de la AMT explicó que para Quito el incremento deberá discutirse y fijarse en el Concejo Metropolitano, antes de que los buses empiecen a cobrar más de 0,25.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas y la Agencia Nacional de Tránsito informaron que ni la tarifa de estudiantes, ni la preferencial se incrementarán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)