19 de octubre de 2020 20:17

El Municipio de Quito espera respuesta del Ministerio de Gobierno para la compra de armas no letales

Los agentes actualmente están dotados con su uniforme, toletes, chalecos y esposas. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Los agentes actualmente están dotados con su uniforme, toletes, chalecos y esposas. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Daniel Romero

El Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano del Municipio de Quito ya pidió autorización al Ministerio de Gobierno para la adquisición de armas y tecnología no letal. Un informe enviado la semana pasada detalla la solicitud.

Hoy, lunes 19 de octubre del 2020, el concejal Bernardo Abad, presidente de la Comisión de Seguridad del Concejo Metropolitano, dijo que, tras el envío de ese informe, conversó con el viceministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, el viernes pasado. "Esperamos una respuesta positiva", dijo el edil.

César Díaz, secretario de Seguridad y Gobernabilidad del Municipio, confirmó que dicho informe se envió con fecha 12 de octubre.

Esa solicitud es un requisito estipulado en el Reglamento para el Porte, Uso de Armas y Tecnología No Letales para las entidades complementarias de seguridad. El cumplimiento de esa normativa está a cargo de Ministerio de Gobierno.

Entre los elementos que plantea comprar el Cuerpo de Agentes están: toletes, gas pimienta, esposas, chalecos anticorte y cascos antitrauma, entre otros. La inversión sería de USD 255 750, según el detalle de los equipos expuesto en el informe.

Díaz señaló que en el último directorio de la Empresa Pública Metropolitana de Logística para la Seguridad (EM Seguridad) se conoció que existe un presupuesto de USD 500 000 para la dotación del Cuerpo de Agentes.

El informe establece que la incorporación de armas y tecnología no letales permitirá mejorar la operatividad. Esto porque “se podrá neutralizar, incapacitar, contener y debilitar momentáneamente a personas o animales que represente un peligro”.

Según Díaz, el interés es precautelar la vida de los agentes y mantener distanciado a un posible agresor. “Con esto vamos a aplicar el principio disuasivo”, indicó.

La medida se gestiona después de que el martes pasado, una agente de control fuera asesinado en el sur de Quito tras un operativo de control del espacio público.

Entre las razones para el pedido se adjuntan cifras sobre ataques a agentes. Durante el 2019, la mayor cantidad de agresiones a uniformados se registraron en las administraciones zonales Manuela Sáenz (centro), Los Chillos, Calderón, Eugenio Espejo y Quitumbe.

Actualmente, la dotación con la que cuentan los agentes es su uniforme, toletes, chalecos y esposas. Sin embargo, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad, el número es limitado. Hay 1 340 efectivos, pero solo 350 dotaciones de estos elementos.

Una vez que el Ministerio de Gobierno se pronuncie sobre el pedido, EM Seguridad iniciará con el proceso de compra pública de las armas y tecnología no letal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)