2 de junio de 2019 12:30

Municipio de Guayaquil insta a las canteras de la vía a la Costa a mitigar impacto ambiental

La movilización de los moradores será de 8:00 a 10:00 del 23 de febrero del 2019 y recorrerá los 8 kilómetros de la vía entre el puente de La Perimetral y el segundo retorno de la vía a Santa Elena, donde viven entre 25 000 a 30 000 personas. Foto: Enriqu

Urbanizaciones que se encuentran en el área urbana de la vía a la Costa se han quejado de las afecciones que causa vivir cerca de  las concesiones mineras. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Municipio de Guayaquil busca conciliar a las canteras del área urbana de la vía a la Costa con los habitantes de más de 30 urbanizaciones ubicadas en esa zona de desarrollo urbanístico del oeste de la ciudad, quienes llevan más de una década denunciando las molestias y afectaciones que genera vivir cerca a las concesiones mineras.

El concejal de Guayaquil, Jorge Rodríguez, se reunió con los representantes de las canteras e industrias del sector a fin de consensuar el Plan de Regularización y de control ambiental que les permita cumplir con las recomendaciones de mitigación de impacto ambiental para la convivencia de los 50 000 habitantes de la vía a la Costa.

La idea es buscar soluciones y crear canales de comunicación entre los mineros e industriales de la vía a la Costa "que trabajan sin licencias ambientales" y los vecinos del lugar que están afectados con el polvo, el ruido, las vibraciones de las explosiones, indicó Rodríguez, delegado por la alcaldesa Cynthia Viteri, para avanzar en mesas de trabajo sobre el tema.

En febrero pasado, la Dirección de Ambiente del Municipio identificó 33 concesiones mineras de material no metálico en la vía a la Costa, cuatro de ellas con permiso y plan de manejo ambiental otorgado por el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE) y 29 que carecían de autorización. Actualmente, el Cabildo regula las concesiones mineras de áridos y pétreos (materiales de construcción) y el MAE controla a las que producen caliza.

Guillermo Ayala, presidente de la Federación de Urbanizaciones de la Vía a la Costa, quien organizó a inicios de año una movilización de protesta, cuestiona que las canteras sin licencia ambiental sigan funcionando y que los operativos de control contra las concesiones terminen en ‘simples observaciones’. "El operativo que seguimos esperando es el de la clausura de las canteras sin licencia”, dijo.

En una reunión con industriales y dueños de concesiones mineras el pasado viernes 31 de mayo, el director municipal de Ambiente, Bolívar Coloma, entregó e hizo públicas las recomendaciones técnicas mínimas para la mitigación de los impactos ambientales ocasionados por las concesiones mineras.

El Cabildo les pide a las canteras considerar el área de amortiguamiento (distancia) de mínimo dos metros entre los límites de la concesión y las áreas residenciales y la mitigación del polvo con aspersión de agua cada dos horas mientras se trabaje.

También les recordó que deben colocar lonas en los baldes de carga o volquetas antes de salir de la cantera, recomendó la construcción de barreras vegetales para mitigar la contaminación visual y acústica que la actividad genera. En las áreas mineras que tienen sistema de trituración y molienda, deben colocar filtros y mangas de captación directa del polvo generado.

Frente a las vibraciones inducidas por voladuras en los frentes de explotación se debe notificar la hora y fecha de voladura o detonaciones al Municipio y a los residentes de las urbanizaciones en la zona de influencia. La notificación se debe realizar con un día de anticipación y se recomienda que sea entre las 10:00 a 12:00 y de 14:00 a 17:00, de lunes a viernes.

Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia del Municipio, anunció que solicitará una tasa de habilitación y permisos de funcionamiento en el marco de su competencia y se suscribirán convenios y condiciones mínimas para la operación.

El Municipio gestiona la intervención del Ministerio de Ambiente para que el Cabildo vuelva a otorgar las licencias ambientales de materiales no metálicos (caliza), pues “muchas concesiones trabajan sin los permisos legalmente requeridos porque el trámite es muy engorroso”, describió la municipalidad en un comunicado.

El delegado de la Alcaldía para la atención de esta problemática, el concejal Jorge Rodríguez, prevé reunirse próximamente con los representantes de las urbanizaciones y, posteriormente se realizará una reunión ampliada con los vecinos y los propietarios de las canteras.

Según datos de la Municipalidad en la vía a la Costa operan 36 canteras: 11 municipales y 25 que deben ser reguladas por el Ministerio de Ambiente; cerca de 30 industrias pesqueras, camaroneras y de otra índole; y 80 comercios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)