La variante británica del covid-19 es un 45% más contagiosa, según estudio

Imagen referencial. Las pruebas analizadas mostraron que en seis semanas la variante británica pasó de representar el 5% de los resultados positivos identificados a un 90%. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Las pruebas analizadas mostraron que en seis semanas la variante británica pasó de representar el 5% de los resultados positivos identificados a un 90%. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Las pruebas analizadas mostraron que en seis semanas la variante británica pasó de representar el 5% de los resultados positivos identificados a un 90%. Foto: Pixabay

Un estudio de la Universidad de Tel Aviv (Israel) difundido este martes 20 de abril del 2021 reveló que la variante británica del coronavirus es un 45% más contagiosa que el virus original.

El estudio, publicado en la revista Cell Reports Medicine, comparó la tasa de reproducción y concluyó que un portador de la cepa original contagia un promedio de una persona, mientras que el infectado con la variante británica transmite el virus a 1,5.

“La importancia de este estudio radica en que es uno de los primeros que se basa en información real de contagios y que muestra que, tal como se sospechaba, la variante británica es muy contagiosa”, mencionó a Efe el profesor Moti Gerlitz, autor de la investigación, que anticipa que esta cepa se convertirá en la predominante a nivel mundial.

Los investigadores estudiaron una muestra de 300 000 pruebas de coronavirus realizadas en Israel y analizaron la evolución de ambas cepas entre los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021.

Las pruebas analizadas mostraron que en seis semanas la variante británica pasó de representar el 5% de los resultados positivos identificados a un 90%.

“Para explicar este dramático aumento, comparamos la tasa de reproducción del virus SARS-CoV-2 con el de la variante británica. Descubrimos que la variante británica es un 45%, casi 1,5 veces, más contagiosa”, explicó el profesor Ariel Munitz, del Departamento de Inmunología y Microbiología Clínica de la Universidad de Tel Aviv.