Ricardo Rivera, tío de Glas, saldrá de prisión con r…
Asamblea logra ratificarse en observaciones al presu…
Productores denuncian quema de bosques para sembrar maíz
Trabajadoras sexuales exigen que se respete su labor…
Operar el Metro en el 2022, entre las ofertas de Guarderas
Trabajadores tendrán jornada laboral más corta en Em…
Constructores piden al Biess mayor asignación de hip…
Chile aprueba el matrimonio igualitario

El turismo vuelve a EE.UU. tras levantarse las restricciones

Los pasajeros de un vuelo de United Airlines desde Frankfurt, Alemania, llegan al Aeropuerto Internacional O'Hare en Chicago, Illinois, EE. UU. Foto: EFE

Estados Unidos levantó este 8 de noviembre del 2021 las restricciones a los viajes turísticos en aeropuertos y fronteras terrestres, una medida que ha estado vigente durante 19 meses para “viajes no esenciales” y que en este primer día de apertura ha devuelto a los aeropuertos su habitual bullicio, sin que hasta el momento se hayan registrado retrasos ni incidencias de importancia.

Desde este lunes, los turistas pueden acceder al país con una prueba de vacunación más un test PCR negativo, una medida que lo equipara a la que la mayoría de países aplican a sus visitantes y que venía siendo reclamada por el sector turístico.

American Airlines, la mayor aerolínea de Estados Unidos y del mundo, tiene previstos más de 150 vuelos internacionales, veinte de ellos trasatlánticos, y el resto del mes operará más de 200 vuelos diarios en otras tantas rutas, para subir a los 300 diarios al principio de 2022, según cifras de la compañía.

A título de ejemplo, los vuelos de American y sus socios de la Alianza One World (que incluye Iberia y British Airways) se han triplicado desde España esta semana y se han multiplicado por seis desde el Reino Unido.

Nueva York espera a los europeos

Las terminales de llegadas del principal aeropuerto de Nueva York, el John F. Kennedy (JFK), volvieron a bullir este lunes con la llegada de un buen número de viajeros, de turismo o para un reencuentro familiar.

“Por fin, llevamos meses y meses esperando”, cuenta a Efe Sarab Alasadi, una dentista de París que ha llegado a la terminal 1 de Nueva York en uno de los primeros vuelos disponibles desde su país y que llevaba más de dos años sin ver a su hermana.

Pese al volumen de viajeros, Alasadi cuenta que no ha sufrido grandes retrasos a su llegada a Nueva York, donde no se le ha exigido mostrar su prueba de vacunación: “Todo se me ha solicitado a la salida de París, no a la llegada. Aquí ha sido todo muy rápido” afirma la parisina.

Igual que Kim, una joven que ha venido a visitar a su pareja, a la que lleva meses sin ver: “Todo ha ido muy bien en el viaje. El vuelo estaba llenísimo pero a la llegada no ha habido ningún problema”.

También los hoteles se han visto inmediatamente beneficiados por la apertura de fronteras: Bernardo Naval, director del hotel RIU Plaza en la simbólica Times Square de Nueva York, dijo a Efe que se ha notado un gran repunte de reservas desde países europeos.

“Muchos que tenían reservas para más adelante llamaron para adelantar la fecha de llegada. Hay muchas ganas de salir y de cruzar el charco”, dice Naval, quien subraya, sin embargo, que solo a partir del 1 de enero empezará a sentirse con fuerza el turismo europeo.

Según Naval, salvo 10 o 15 habitaciones, que se venden al mejor postor, está todo vendido para lo que queda de año a estadounidenses y latinoamericanos, chilenos, argentinos, colombianos y mexicanos, sobre todo.

Tranquilidad en Miami a la espera de los vuelos vespertinos

En el Gran Miami, como se conoce una amplia área que abarca parte de dos condados vecinos, Broward y Palm Beach, el turismo es el gran generador de empleo.

En 2020, el Gran Miami recibió 11,6 millones de visitantes, de los cuales 7,9 millones pernoctaron al menos una noche, lo que significa un descenso del 52% respecto a 2019.

Greg Chin, director de Comunicaciones del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), señaló a Efe que para este lunes esperan 5 000 pasajeros más que el lunes pasado, en gran parte europeos.

Los vuelos de Europa llegan en su mayoría a Miami en horas vespertinas, por lo que de haber aglomeraciones en la zona de llegadas para recibir a pasajeros del Viejo Continente será más tarde.

Hasta el 31 de agosto pasado, último mes del que hay datos oficiales, habían pasado por el MIA 7,73 millones de pasajeros, un 43,94 % de aumento con respecto al mismo periodo de 2020.

Solo en agosto llegaron 1,29 millones, que suponen un 552,3 % más que en agosto de 2020, cuando Florida vivió una de las peores fases de la incidencia de la covid-19, con casos y muertes por las nubes.

Un sector vital

Según la Asociación de Viajes de Estados Unidos, el cierre de las fronteras por el coronavirus ha supuesto la pérdida de USD 300 000 millones de ingresos contabilizables como exportaciones, además de acarrear la pérdida de más de un millón de puestos de trabajo asociados al sector de viajes y turismo.

Estados Unidos es el tercer país más visitado del mundo en número de viajeros (76 millones en 2019, por detrás de Francia y España), pero es el primero en cuanto a ingresos de divisas por el turismo, con USD 214 000 millones en 2019, con gran diferencia sobre los siguientes, según cifras de la Organización Mundial del Turismo.

El cierre aéreo estadounidense afectaba a 33 países -entre ellos los 26 del espacio Schengen y mercados tan lucrativos como China, India y Brasil- que suponen solo un 17% de países del mundo pero representan un 53% de todos los visitantes que recibe Estados Unidos.

Además, la apertura de la frontera terrestre con los dos vecinos del norte (Canadá) y el sur (México), los dos principales mercados turísticos para Estados Unidos, va a suponer un importante alivio para este sector en vísperas de las fiestas navideñas, en plena temporada alta.

Suplementos digitales