Gobierno sugiere a panaderos que ajusten sus precios…
Cuatro casos de la variante Delta se han reportado e…
Israel autoriza tercera dosis contra el covid para m…
Luis Almagro, secretario general de la OEA, da posit…
Defensora subrogante Zaida Rovira pide intervención …
Dentro de la investigación por captación de dinero e…
CNE aprobó planes para un mayor control en el financ…
El expendio de sorbetes de plástico está prohibido e…

Trump rehúsa ir a investidura de Biden y los demócratas quieren echarlo antes

Este 8 de enero del 2021, Donald Trump anunció que no asistirá el 20 de enero a la investidura de Joe Biden. Foto: Reuters

Este 8 de enero del 2021, Donald Trump anunció que no asistirá el 20 de enero a la investidura de Joe Biden. Foto: Reuters

Este 8 de enero del 2021, Donald Trump anunció que no asistirá el 20 de enero a la investidura de Joe Biden. Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes 8 de enero del 2021 que no asistirá el 20 de enero a la investidura del demócrata Joe Biden, mientras los demócratas se esfuerzan en garantizar que así sea, pero porque para esa fecha esté ya fuera de la Casa Blanca gracias al juicio político al que quieren someterlo.

En un lacónico tuit, Trump anunció: “A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero”.

Pese a que se trata de algo inédito en la historia reciente de los Estados Unidos, existen antecedentes de la ausencia del gobernante en ejercicio a la transmisión de mando de su sucesor, aunque la última vez que eso ocurrió fue hace 152 años.

El anuncio de Trump es la paletada de arena después de la de cal del jueves 7 de enero, cuando finalmente reconoció por primera vez explícitamente su derrota en las elecciones de noviembre.

En otro mensaje anterior a los “75 millones de grandes patriotas” que votaron por él, Trump prometió que “no se les faltará el respeto ni serán tratados injustamente de ningún modo, manera o forma”.

¿Cambio de actitud?

Agobiado por el escándalo que supuso que una multitud de trumpistas asaltaran el Congreso el miércoles 6 de enero para interrumpir la sesión que validaba la victoria electoral de Biden, tras haber sido arengados por él, Trump parecía haber cambiado de actitud cuando prometió una transición tranquila, ordenada y sin problemas”.

El jueves también condenó el asalto al Congreso, en el que murieron cinco personas, incluido un policía, y prometió que aquellos de sus seguidores que cometieron crímenes durante esa acción “pagarán por ello”.

Hasta estos acontecimientos, Trump se había pasado los dos meses, desde que se conocieron los resultados de las elecciones del 3 de noviembre, denunciando irregularidades en las elecciones y un presunto fraude que no ha podido demostrar.

Pence cobra protagonismo

Sin la presencia de Trump, se espera que el vicepresidente, Mike Pence, asista a la transmisión de mando, según informaron fuentes cercanas a los preparativos citadas por los medios locales.

Pence parece haber caído en el ostracismo después de que Trump lo llamara cobarde por no haber revocado la victoria electoral de Biden en la sesión del miércoles, algo para lo que no tenía capacidad legal pese a estar presidiendo la sesión.

“Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que debería haberse hecho para proteger nuestro país y nuestra Constitución”, tuiteó Trump tras haberle pedido desconocer el resultado.