Continúan réplicas en norte de Perú, que ya suma más…
Policías se movilizan en la cárcel de Guayaquil ante…
Personas perezosas son mejores empleados, dice Bill Gates
OEA: Migración venezolana llegaría a siete millones …
Ejecutivo firmó Decreto sobre funcionamiento de hipó…
Ciudadanos acudieron masivamente al Centro de Conven…
La Comisión de Fiscalización solicitó prórroga de ci…
Los gremios productivos piden respeto para Quito

Seguidores del expresidente peruano Alan García piden investigar su suicidio

García ocupó la jefatura del Estado peruano en dos ocasiones (1985-1990 y 2006-2011) y tuvo una presencia muy importante en la vida política peruana. Foto: Twitter @Bellatrixtoo

García ocupó la jefatura del Estado peruano en dos ocasiones (1985-1990 y 2006-2011) y tuvo una presencia muy importante en la vida política peruana. Foto: Twitter @Bellatrixtoo

García ocupó la jefatura del Estado peruano en dos ocasiones (1985-1990 y 2006-2011) y tuvo una presencia muy importante en la vida política peruana. Foto: Twitter @Bellatrixtoo

A pesar de que su figura política parece irse diluyendo con el paso del tiempo, el segundo aniversario de la muerte del expresidente peruano Alan García (1949-2019) motivó homenajes de sus más cercanos seguidores en los que, además del uso de las redes sociales, fueron notorios los pedidos para que se investiguen las “causas” que lo llevaron al suicidio.

García se suicidó el 17 de abril de 2019 cuando iba a ser detenido por sus presuntos vínculos con el caso Odebrecht, pero ahora personajes como su exministro Luis Gonzales Posada aseguran que fue víctima de una “conspiración criminal”.

En medio de la campaña hacia la segunda vuelta presidencial en Perú, la candidata Keiko Fujimori fue el personaje más relevante de la actual coyuntura política peruana que dedicó un momento para recordar y homenajear al polémico exgobernante.

“Han pasado dos años de la partida de un presidente que, con errores y aciertos, condujo a nuestro país dos veces. Alan García fue un líder y un demócrata. Acompaño a su familia y a su partido con una oración”, señaló Keiko en un mensaje en sus redes sociales.

Tanto García como Fujimori han sido investigados por el equipo especial de la Fiscalía encargado del caso Lava Jato en Perú, que ha pedido que la actual candidata sea procesada y reciba una condena a 30 años de cárcel por delitos de corrupción.

Una despedida multitudinaria

García ocupó la jefatura del Estado peruano en dos ocasiones (1985-1990 y 2006-2011) y tuvo una presencia muy importante en la vida política peruana, pero su recuerdo es cada vez menor en medios locales, que en vida dedicaban grandes coberturas a sus actividades.

El exmandatario se suicidó después de que un grupo de policías y fiscales llegó a su casa, en el acomodado distrito limeño de Miraflores, para detenerlo de manera preliminar por su presunta vinculación con el caso Odebrecht, que él siempre negó.

Tras encerrarse en su habitación se disparó con un arma de fuego en la cabeza y fue llevado de urgencia a un hospital cercano, donde fue operado pero murió a las pocas horas.

García fue despedido en unos funerales multitudinarios celebrados en La casa del pueblo, el histórico local del Partido Aprista Peruano (PAP), ubicado en el centro de Lima, y sus restos fueron cremados el 19 de abril.

Polémica por su muerte

Su muerte generó polémicas y enfrentamientos entre seguidores y detractores, que no se han atenuado con el paso del tiempo e incluso este domingo llevaron al ultraderechista Rafael López, quien ocupó el tercer lugar en las presidenciales de este 11 de abril, a anunciar que pedirá que sea investigada por el próximo Congreso.

“Mis condolencias fraternas a los miembros del Apra. Lamento el asesinato inducido, en mi opinión, cometido contra el Dr. Álan García, que será investigado en el próximo Congreso. Rezo por su descanso eterno”, señaló López adelantando la posición que tomará la bancada de su partido, Renovación Popular, en el Parlamento.

La opinión más notoria sobre este tema fue expresada por el exministro Gonzales Posada, quien fue canciller de García y sostuvo en Twitter que “a dos años de su partida”, no tiene dudas de “que Alan fue víctima de una conspiración criminal”.

“Para el expediente en preparación debemos conocer qué documentos, correos y cables envió la cancillería al Uruguay por orden de (Martín) Vizcarra, así como las llamadas que hizo al mandatario uruguayo”, indicó en alusión a los incidentes previos al suicidio del líder político.

Estos incluyeron el rechazo del Gobierno de Uruguay, en diciembre de 2018, a concederle el asilo que solicitó tras ingresar a su embajada en Lima señalando que era un “perseguido político” por las investigaciones que se le seguían por el caso Odebrecht.

Gonzales Posada agradeció luego las “generosas palabras” de López y su compromiso de apoyar “una investigación sobre la conspiración criminal contra Alan”.

“Todos los responsables tendrán que responder ante Dios y la justicia”, aseguró.

Esta posición fue reafirmada por el exabogado de García, Erasmo Reyna, quien sostuvo en Twitter que “van llegando los tiempos” en se “hará justicia” al exgobernante y que a pesar de “los años de persecución, aún después de muerto, jamás podrán borrar” su legado.

Homenajes en las redes

Más allá de las eventuales acciones futuras, que pueden comprometer el accionar de la Fiscalía en la investigación del caso Lava Jato, las redes oficiales del Partido Aprista convocaron este sábado a una misa de honras en su memoria, que se transmitió por internet bajó el lema “Alan dignidad”.

Además, se organizó una “Maratón de Alan García”, con la transmisión en redes sociales de conferencias, presentaciones de libros y videos de homenaje.

Tras la muerte de García, los dirigentes del Partido Aprista se enfrascaron en disputas internas que terminaron llevando al partido a no participar en las elecciones generales del pasado 11 de abril.

De esa manera, esta agrupación fundada en 1930 por el ideólogo Víctor Raúl Haya de la Torre ha perdido su registro oficial ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y deberá recolectar firmas de la ciudadanía para solicitar una nueva inscripción.