6,8 millones de ecuatorianos no reciben el primer re…
Cristo del Consuelo es un barrio ‘apetecido’ por las…
La Fiscalía registra 1 070 casos de trata de persona…
Agente fiscal de Babahoyo resultó herido en atentado
Perro se infecta con viruela del mono a través de sus dueños
Fiscalía pide mantener secreto el texto que motivó r…
Se reanuda juicio contra Cristina Kirchner tras rech…
Gustavo Petro da pasos audaces en su primera semana …

Una corte de El Salvador condena a 37 pandilleros a penas de hasta 145 años

Nayib Bukele durante una reunión con representantes del cuerpo diplomático acreditado en San Salvador (El Salvador). Foto: EFE

Nayib Bukele durante una reunión con representantes del cuerpo diplomático acreditado en San Salvador (El Salvador). Foto: EFE

El Ejecutivo de Nayib Bukele, que asumió el poder el 1 de junio de 2019, implementa un plan con el que busca recuperar el control de los territorios controlados por las "maras". Foto: EFE

Una corte penal de El Salvador condenó a penas de hasta 145 años de prisión a 37 pandilleros por delitos como homicidio y tráfico de drogas, informó este viernes 9 de abril del 2021 la Fiscalía General de la República (FGR).

Se trata de un grupo de pandilleros que operaban en los occidentales municipios de El Congo, Santa Ana, Texistepeque y Coatepeque, sostuvo la institución.

La fuente, sin detallar las identidades de los condenados ni la pandilla a la que pertenecen, indicó que fueron condenados por los delitos homicidio, privación de libertad, contrabando, extorsión y tráfico ilícito de drogas.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), las facciones Sureños y Revolucionarios del Barrio 18 y otras minoritarias.

Estas bandas son responsables, según el Gobierno, de los índices de homicidios de entre 50,3 y 103 por cada 100 000 habitantes registrados entre 2015 y 2018.

Estas cifras sitúan al país centroamericano como uno de los más violentos del mundo.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro Administraciones.

El Ejecutivo de Nayib Bukele, que asumió el poder el 1 de junio de 2019, implementa un plan con el que busca recuperar el control de los territorios controlados por las "maras".

El Gobierno atribuye a este plan una sensible reducción de los homicidios, que llegaron a 1.322 asesinatos en el 2020.

Según la Presidencia, esta cifra de homicidios está por debajo de la registrada en 2019, cuando se computaron 2 398 muertes violentas.

Las cifras oficiales indican que durante el 2020 El Salvador registró 30 días sin homicidios, "lo cual constituye un gran logro de la estrategia de seguridad impulsada por el Gobierno".