Tragedia familiar: niña de siete años murió tras jug…
23 comisiones del Concejo Metropolitano de Quito en …
Asalto tipo sacapintas se produjo en parqueadero de …
400 personas fueron vacunadas en San Mateo, parroqui…
EE.UU. dice que varios países, entre ellos Ecuador, …
Muere de covid-19 uno de los detenidos por la desapa…
Creadores de Sputnik V dicen que su vacuna es eficaz…
Mujer muere calcinada tras choque entre motos

Rusia defiende a Maduro y acusa a EE.UU. de intentar desbancar a su Gobierno

A la izquierda un cartel anti Nicolás Maduro que se ha convertido en un ícono de las manifestaciones en Venezula. A la derecha el presidente ruso Vladimir Putin en el Kremlin de Moscú. Fotos: EFE

A la izquierda un cartel anti Nicolás Maduro que se ha convertido en un ícono de las manifestaciones en Venezula. A la derecha el presidente ruso Vladimir Putin en el Kremlin de Moscú. Fotos: EFE

A la izquierda un cartel anti Nicolás Maduro que se ha convertido en un ícono de las manifestaciones en Venezuela. A la derecha el presidente ruso Vladimir Putin en el Kremlin de Moscú. Fotos: EFE

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia defendió hoy (24 de enero del 2019) la legitimidad del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y acusó a Estados Unidos de intentar desbancar a su Gobierno.

“El juramento del opositor presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y su inmediato reconocimiento por parte de Estados Unidos y otros países (…) busca acentuar la división de la sociedad venezolana, incrementar la confrontación en las calles (…) y continuar la escalada del conflicto”, declaró Exteriores.

Según Moscú, la creación premeditada en Venezuela de una “dualidad de poder”, es decir, la formación de un centro alternativo de toma de decisiones, “lleva directamente al caos, a la destrucción de la bases del Estado venezolano“.

El ministerio subrayó que en las “acciones descaradas de WashingtonRusia ve “una nueva demostración de desprecio total de las normas y principios del derecho internacional y un intento de arrogarse el papel de juez de los destinos de otros pueblos”.

“Salta a la vista el propósito de aplicar el guión ya probado de derribo de Gobiernos indeseados”, agregó el Gobierno ruso.

Moscú dijo ver “con enorme preocupación” los avisos de una serie de países “en el sentido de que no se puede excluir una intervención militar desde el exterior” y advirtió contra semejantes aventuras, “que pueden tener consecuencias catastróficas”.

El departamento que dirige Serguéi Lavrov subrayó que solo los venezolanos pueden decidir su futuro y tachó de “inaceptable la intromisión foránea destructiva”, sobre todo en momentos en que, como ahora, la situación es extremadamente tensa.

“Hacemos un llamamiento a los políticos venezolanos sensatos que se encuentran en la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez ajena”, demandó el Ministerio de Exteriores ruso.

“La tarea de la comunidad internacional es ayudar al entendimiento entre las diversas fuerzas políticas de Venezuela“, concluyó.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, expresó que Rusia sigue con “gran preocupación” el desarrollo de los acontecimientos en Venezuela y en particular las declaraciones que no excluyen una intervención extranjera en el país sudamericano.

“El señor Maduro es el jefe de Estado legítimo de Venezuela, por lo que de momento consideramos fuera de lugar su pregunta”, respondió Peskov a un periodista que cuestionó sobre la posibilidad de que Rusia le conceda asilo al presidente venezolano.

Negó que el Gobierno de Caracas haya solicitado ayuda a Moscú en relación con el agravamiento de la situación en Venezuela y que Rusia mantenga contactos con Estados Unidos sobre los acontecimientos en ese país.

Preguntado sobre la posibilidad de un diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición, Peskov subrayó que se trata de “un asunto interno venezolano” y que no considera pertinente emitir una opinión sobre ello.

El portavoz indicó que de momento el presidente ruso, Vladímir Putin, no ha hablado por teléfono con su homólogo venezolano, para agregar que de producirse la conversación se informará sin falta a la prensa.