Imágenes: Quito repara los daños que quedaron por el paro
Cuenta regresiva
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…
La reactivación económica depende de tres tareas
El subsidio a los combustibles pasará los USD 3 000 millones
Britany, Mhia y Linda, niñas apasionadas por el reciclaje
Jóvenes diseñadores crearon prendas llenas de color …
Una experiencia en 3D por cascadas y zonas del turis…

Rusia concreta ‘lista negra’ de funcionarios que no pueden ingresar al país

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, encabeza la lista del gobierno ruso. Foto: EFE

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia concretó este sábado 21 de mayo de 2022 que su ‘lista negra’ de altos cargos estadounidenses a los que ha prohibido su entrada en el país asciende a 963 afectados, comenzando por el presidente de Estados Unidos, Joe Bide, como ya anunció en marzo, el secretario de Estado, Antony Blinken, el secretario de Defensa, Lloyd Austin o el director de la CIA, William Burns.

«En el contexto de la respuesta a las sanciones antirrusas en curso y en relación con las consultas entrantes sobre la composición de nuestra lista el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha publicado el registro ciudadanos estadounidenses a los que se les prohíbe permanentemente ingresar a la Federación Rusa», según el comunicado recogido por la agencia TASS.

La lista, una represalia por las sanciones estadounidenses contra la invasión rusa de Ucrania, también incluye a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al líder de la mayoría del Partido Demócrata en el Senado, Chuck Schumer, así como a otros congresistas y senadores, la mayoría del Partido Demócrata, como Alexandra Ocasio-Cortez.

También figura en el texto el hijo del presidente Biden, Hunter, antiguo consejero de la empresa gasística ucraniana Burisma y acusado por la oposición republicana de incurrir en un supuesto «conflicto de intereses» al desempeñar esas actividades cuando su padre era vicepresidente de Estados Unidos.

«Queremos hacer hincapié», añade el comunicado, «en que las acciones hostiles emprendidas por Washington actuarán como un boomerang en su contra, y seguirán recibiendo el rechazo adecuado por parte de Rusia»

«Rusia no busca la confrontación y está abierta al diálogo honesto y de mutuo respeto, separando al pueblo estadounidense, que invariablemente goza de nuestro respeto, de las autoridades estadounidenses, que incitan a la rusofobia», concluye.