¿Cómo la Policía realiza una detonación controlada?
Lo que se sabe del último test Transformar de la Senescyt
EE.UU. colaborará con Ecuador en indagación de atent…
Familias viven en medio de los estragos de la explos…
Cerca de 157 menores fallecieron por sarampión en Zimbabue
México publica nombres de migrantes ecuatorianos fal…
Guillermo Lasso habla de quitar subsidios a ricos, d…
Guillermo Lasso viajará seis días a EE.UU. por exáme…

Justicia procesa al Presidente del Senado de Brasil por corrupción

Dilma Rousseff habla con Renan Calheiros. La acción judicial sugiere que el senador presentó documentos falsos para justificar que tenía recursos suficientes para pagar las pensiones.  Foto: AFP.

Dilma Rousseff habla con Renan Calheiros. La acción judicial sugiere que el senador presentó documentos falsos para justificar que tenía recursos suficientes para pagar las pensiones. Foto: AFP.

Dilma Rousseff habla con Renan Calheiros. La acción judicial sugiere que el senador presentó documentos falsos para justificar que tenía recursos suficientes para pagar las pensiones. Foto: AFP.

El presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, fue procesado por la justicia, acusado de recibir sobornos por parte de la constructora Mendes Júnior. Así lo informaron este 8 de julio medios locales.

El político del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado de la presidenta Dilma Rousseff, está acusado de recibir dinero de esa empresa para pagar gastos de pensión de una hija fruto de una relación extramatrimonial.

La acción judicial sugiere que el senador presentó documentos falsos para justificar que tenía recursos suficientes para pagar las pensiones. Los documentos sugerían que el dinero entregado por el senador a su amante y madre de la niña eran producto de la venta de ganado.

Los pagos, según el medio, eran efectuados por un empleado de la constructora, que a cambio obtenía contratos de obras conseguidas por Calheiros en su calidad de senador. La acción judicial data de 2007, año en que la denuncia fue revelada, y por la cual Calheiros tuvo que renunciar a la presidencia del Senado para no ser despojado de su mandato.

Al no haber sido destituido, Calheiros no perdió el derecho de volver a ocupar cargos públicos, volvió a conquistar un escaño en el Senado y este año volvió a ocupar la presidencia del organismo.

En caso de ser condenado, puede ser obligado a resarcir al Estado e incluso perder el cargo. Calheiros también integra la lista de políticos acusados de complicidad con la red de corrupción que actuó durante casi una década en el ente estatal Petrobras.