Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 14 de junio del 2021
La demanda de vestidos de grado se recupera frente al 2020
14 años de debate, para focalizar subsidios; Gobiern…
La vacuna es una forma de protegerse, pero no libra …
Transportistas de seis ciudades piden subir el pasaje urbano
Hotel Quito, el ícono de la modernidad de la ciudad
Venezolanos tienen alta expectativa para la regularización
La Fiscalía acumula más elementos en el caso Las Torres

Recuerdan a 43 estudiantes mexicanos once meses después de su desaparición

Familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, México, recorrieron el miércoles 26 de agosto de 2015, varias sedes diplomáticas de la capital del país. Foto: Mario Guzmán/ EFE.

Familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, México, recorrieron el miércoles 26 de agosto de 2015, varias sedes diplomáticas de la capital del país. Foto: Mario Guzmán/ EFE.

Familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, México, recorrieron el miércoles 26 de agosto de 2015, varias sedes diplomáticas de la capital del país. Foto: Mario Guzmán/ EFE.

Familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos hace once meses en el municipio mexicano de Iguala protestaron el 26 de agosto del 2015 en la capital del país con un recorrido por varias embajadas y una marcha por la céntrica avenida Reforma.

Acompañados de unas 200 personas, los familiares de los alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa arrancaron la marcha en el Ángel de la Independencia con dirección hacia el Zócalo capitalino, donde está previsto que se celebre un mitin.

Antes de este acto y divididos en contingentes, recorrieron varias sedes diplomáticas, donde entregaron cartas dirigidas a los embajadores en las que les piden que exijan al Gobierno mexicano respeto a las recomendaciones de los organismos internacionales.

Entre ellas, las peticiones de los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que llevan cinco meses estudiando este caso y que recientemente denunciaron algunas irregularidades en la investigación. El próximo 26 de septiembre se cumplirá un año desde que los jóvenes fueron atacados por policías del municipio de Iguala, presuntamente por órdenes del entonces alcalde.

Según la fiscalía mexicana, los 43 estudiantes fueron detenidos por policías corruptos y entregados a miembros del cártel de Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un basurero, una versión que los padres siguen sin creer.