La hospitalidad sedujo a extranjeros para vivir en Canoa
Clientes de Uber siguen pagando IVA de la factura to…
La cuenta de viáticos en la Asamblea pasó de USD 9 6…
A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares
401 siniestros de tránsito en la Mariscal Sucre y Si…
Fiscal tiene la ruta de pagos ilegales de hermanos Celi
Un terremoto de magnitud 5.9 sacude el sureste de Australia
Joven cayó en una alcantarilla y quedó inconsciente …

En el primer tren París-Londres tras el Brexit, británicos y europeos resignados

El tren París-Londrés, es el espacio de un momento simbólico, pero aún sin consecuencias para unos pasajeros resignados. Foto: captura de pantalla

El tren París-Londrés, es el espacio de un momento simbólico, pero aún sin consecuencias para unos pasajeros resignados. Foto: captura de pantalla

El tren París-Londrés, es el espacio de un momento simbólico, pero aún sin consecuencias para unos pasajeros resignados. Foto: captura de pantalla

El tren de alta velocidad entre París y Londres sale por el lado británico del túnel bajo el Canal de la Mancha, abandonando por primera vez el territorio de la Unión Europea. Es un momento simbólico, pero aún sin consecuencias para unos pasajeros resignados.

Pocas horas antes, en París, los controles de seguridad e identidad habían transcurrido sin problemas. Es el primer tren París-Londres tras concretarse la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

“Me preocupaba que hubiese largas colas para el control de pasaportes, así que vine varias horas antes, pero al final fue todo muy tranquilo” , dijo a la AFP Tamara Jacobsen, que vive en la capital francesa.

“Para nosotros, no creo que vaya a cambiar mucho, pero a los británicos creo que les va a perjudicar económicamente ”, aseguró esta rumana casada con un danés mientras esperaba su tren.

Unos cuantos asientos más lejos, Alex Adotevi, un hombre de negocios alemán con una impecable camisa blanca, está más molesto.

“He pasado mucho tiempo en los últimos años enfadado. Todo esto va en contra de la historia. Además, en un momento en que se nos dice que tengamos cuidado con el medio ambiente, este Brexit va a empujar al Reino Unido a comerciar con países de todo el mundo en lugar de con sus vecinos” , se queja Adotevi, que tiene dos niños británicos.

“Si quiero volver a instalarme en Inglaterra con mi familia, será una carga administrativa, tendré que solicitar un permiso de trabajo” , teme.

Este primer Eurostar emprende viaje hacia el norte. No va lleno y en un sábado por la mañana, el vagón bar está casi desierto. “ Es el efecto Brexit ” , bromea Bruno, el camarero, recordando que por el momento nada cambia realmente durante el final de periodo de transición, previsto hasta finales de diciembre.

Suplementos digitales