En 18 días empieza la regularización de ciudadanos v…
SRI emite reglamento de mediación tributaria
Así reclutan los narcotraficantes a los niños para s…
Lgbtiq se forman como empresarios y proveedores dive…
El comercio a Asia saldrá desde Posorja
La elaboración de las cometas se mantiene activa en …
La crecida de un río deja cuatro muertos en el centr…
Alcaldes de Ecuador y Perú firman convenio de hermanamiento

Una persona privada de su libertad se suicida en una cárcel de Turquía durante una protesta por Öcalan

Una activista kurdo condenado a cadena perpetua en Turquía se suicidó en prisión, informó este lunes (18 de marzo del 2019) la Fiscalía del país, una muerte que otras versiones vinculan a una huelga de hambre de numerosas personas en protesta contra el aislamiento del líder del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Öcalan.

La Fiscalía de Tekirdag, una ciudad en el extremo occidental del país, donde el reo, Z lk f Gezen, de 30 años, cumplía su pena, confirmó el fallecimiento en un comunicado en su web oficial, después de que la noticia circulara desde anoche por las redes sociales.

La nota señala que el condenado por pertenencia al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) -la guerrilla kurda en Turquía- fue hallado al filo de la medianoche del sábado en el baño de su celda, ahorcado con un trozo de sábana.

Añade que su muerte no está relacionada con "una huelga de hambre", en alusión a la abstinencia de alimentarse que mantienen cerca de un millar de personas, en gran parte presos, para exigir que Öcalan, fundador del PKK, pueda recibir visitas de sus abogados y familiares.

La policía trasladó el cuerpo a Diyarbakir, en el sureste del país, y lo enterró sin avisar a su familia, algo que ha suscitado protestas en las redes sociales kurdas, que interpretan el suicidio del activista como un gesto heroico de reivindicación política.

El Partido Democrático de los Pueblos (HDP), la opositora formación de izquierda que defiende los derechos de la población kurda en el Parlamento de Turquía, afirmó anoche en Twitter que Gezen "puso fin a su vida" para protestar contra el régimen de aislamiento al que está sometido Öcalan, que desde 1999 cumple cadena perpetua en la isla de Imrali cerca de Estambul.

El HDP ha denunciado que las condiciones carcelarias del líder guerrillero, de 69 años, no cumplen con los estándares establecidos en las leyes turcas.

Cerca de mil personas, incluidos numerosos miembros del HDP, se han unido a la huelga de hambre que a principios de noviembre inició en la cárcel la legisladora Leyla G ven.

El diario Evrensel afirma que Gezen, condenado en relación con un ataque del PKK en Diyarbakir en 2007, en el que murió un policía, se había sumado también, el 1 de marzo, a la huelga de hambre, aunque la habría abandonado al cabo de 10 días.

Suplementos digitales