Colapso de viviendas y sectores sin electricidad en …
Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en Ecuador…
Guías penitenciarios, rehenes de las bandas
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 28 de …
Criptodivisas también saltan a la cancha
Gobierno pasará reforma tributaria sin cambios y rec…
Adultos mayores recuperan el tiempo de la pandemia
Las UPC cerradas producen angustia en los vecinos de Quito

La pluma que envenena

A Juan Manuel lo acompañan y protegen todos los santos desde que decidió dejar el tiempo que dedicó al   periodismo.

Desde entonces  resolvió dedicarse a exterminar a la guerrilla de las Fuerzas Desarmadas  Revolucionarias, que  ahora, gracias a él más que a su ex jefe Uribito, se encuentran totalmente desfarcadas.

Cuentan  que cuando Juan Manuel  era pequeñito tenía un chimpancé de peluche que cada vez que  le accionaba un mecanismo decía “jojoy, jojoy”.

Y eso al niño Santos le molestaba mucho. Cuentan también que siendo  Juan Manuel muy chiquito  tenía el ideal de convertirse en   ‘Tirofijo’, pero en el ‘Tirofijo’  de la derecha colombiana.

Gracias a todo eso,  ahora es el máximo emperadorcito  de su patria, como solía  decirle  Correíta antes de que se hicieran panas.

Y a propósito de panas, como  les está yendo tan bien con la estrategia del martillo y el yunque, dicen que  Santos y Rafa están pensando instalar una muy surtida ferretería  en plena frontera.

Suplementos digitales