Deportistas hicieron un plantón en la Cruz del Papa …
Tribunal retira la nacionalidad ecuatoriana a Julian…
Uganda aprueba la pena de muerte para quienes realic…
Rusia acumula ya más de 155 000 fallecidos por covid-19
Asciende a más de 3 700 el número de desplazados por…
Berlín plantea acabar con test gratuitos de covid cu…
No respetar el certificado de vacunación en Francia …
Al menos 6 muertos por fuertes lluvias en campamento…

Polémica en Nueva York por la retirada del Día de Colón del calendario escolar

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, defendió que se puede tener un Día de los Pueblos Indígenas sin “entrometerse en el Día de Colón”, que garantizó que seguirá siendo festivo a nivel estatal. Foto: EFE

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, defendió que se puede tener un Día de los Pueblos Indígenas sin “entrometerse en el Día de Colón”, que garantizó que seguirá siendo festivo a nivel estatal. Foto: EFE

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, defendió que se puede tener un Día de los Pueblos Indígenas sin “entrometerse en el Día de Colón”, que garantizó que seguirá siendo festivo a nivel estatal. Foto: EFE

Las escuelas públicas de Nueva York decidieron eliminar del calendario escolar el tradicional festivo del Día de Colón, un movimiento que ha generado una fuerte polémica en la ciudad y que ha desembocado en una suerte de compromiso que sustituirá la celebración por un Día de los Pueblos Indígenas/Día de la Herencia Italiana.

El Día de Colón, un festivo a nivel federal en Estados Unidos que se celebra en torno al 12 de octubre, ha sido renombrado en los últimos años en varios estados y ciudades a raíz de la presión de activistas que denuncian los supuestos malos tratos del descubridor y sus fuerzas a los indígenas americanos.

En la mayor parte de los casos, la celebración se ha reemplazado por un Día de los Pueblos Indígenas, que es lo que las escuelas de Nueva York habían decidido también en primera instancia, según el calendario para el próximo curso que hicieron público el martes4 de mayo del 2021.

La decisión, sin embargo, generó condenas inmediatas, sobre todo por parte de líderes de la comunidad italoamericana, en la que muchos ven esa fecha como un tributo no solo al navegante de origen genovés, sino a la herencia de los inmigrantes llegados de Italia y sus descendientes, muy numerosos en la Gran Manzana.

Finalmente, tras negociaciones de última hora, el calendario escolar incluirá un festivo el próximo 11 de octubre bajo el nombre Día de los Pueblos Indígenas/Día de la Herencia Italiana en sustitución del Día de Colón.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, de ascendencia italiana, aseguró este miércoles 5 de mayo que la decisión inicial se había tomado sin consultarle a él ni a la responsable municipal de Educación, Meisha Ross Porter.

“Creo que este proceso no se gestionó bien”, aseguró De Blasio en una conferencia de prensa, en la que consideró que el día no se debería haber cambiado de “forma arbitraria”.

“Tenemos que honrar ese día como un día para reconocer las contribuciones de todos los italoamericanos”, subrayó el regidor, que defendió el compromiso final dada la importancia de reconocer también a los pueblos indígenas, como se ha hecho en otras localidades del país.

“El proceso no fue el adecuado, pero el resultado final va a ser un día para honrar a los italoamericanos y a los pueblos indígenas. Creo que es un buen camino a seguir”, señaló.

El arreglo, sin embargo, no tardó en ser atacado por otro italoamericano ilustre, el gobernador estatal Andrew Cuomo, compañero de partido de De Blasio pero enemigo político del alcalde desde hace años.

“Por qué tienes necesidad de rebajar la contribución italoamericana para reconocer la contribución de los pueblos indígenas?”, se preguntó Cuomo en una conferencia de prensa.

El gobernador calificó la decisión de unir las dos conmemoraciones de “destructiva” y defendió que se puede tener un Día de los Pueblos Indígenas sin “entrometerse en el Día de Colón”, que garantizó que seguirá siendo festivo a nivel estatal.

En los últimos años y ante llamamientos a retirar la famosa estatua de Colón que se alza en la céntrica rotonda de Columbus Circle, los políticos locales ya habían defendido su mantenimiento como un símbolo del legado de la comunidad italoamericana, que fue quien la regaló a la ciudad en 1892.