Vehículo transportaba artefactos explosivos, armas y…
SRI recauda USD 4,5 millones tras control a futbolis…
Volodímir Zelenski, elegido persona del año por la r…
Militares tendrán 10 días libres por fiestas de fin de año
Dos censistas del INEC fueron atropellados en el sur Quito
Quito vivirá el Festival del Globo en la Mitad del Mundo
Detenidos 25 ultraderechistas sospechosos de planear…
Mujer fue rescatada tras caer del puente Unidad Naci…

Una nueva ola de calor extremo abrasa el suroeste de Estados Unidos

Imagen referencial. Según las previsiones, las altas temperaturas se mantendrán hasta el próximo miércoles 14 de julio. Foto: Pixabay

Una nueva ola de calor extremo azota este fin de semana el suroeste de Estados Unidos, con lugares como Las Vegas con un récord histórico de temperatura, justo después de que se cerrara uno de los meses de junio más calurosos desde que se tienen registros en el país.

La temperatura en el aeropuerto internacional de McCarran, que sirve a Las Vegas (Nevada), alcanzó el sábado 10 de julio del 2021 los 117 grados Fahrenheit (47,2 grados centígrados), según el Servicio Nacional Meteorológico.

Y en el desierto del Valle de la Muerte (Death Valley), en el sur de California, el termómetro llegó a rozar los 130 grados Fahrenheit (54,2 grados centígrados).

En total, más de 30 millones de personas se encuentran en zonas con alertas de calor excesivo en Nevada, California y el oeste de Arizona y Utah.

"Muy alto riesgo de calor para hoy debido a la combinación de templadas temperaturas de noche y las altas que se esperan al mediodía", advirtió el servicio meteorológico en California.

Según las previsiones, estas temperaturas se mantendrán hasta el próximo miércoles 14 de julio, y progresivamente irán disminuyendo de cara a finales de semana.

Como consecuencia, las autoridades de California y Nevada han aconsejado a los ciudadanos reducir el consumo de energía para evitar fallas en el sistema.

Esta ola de calor se produce poco después de que áreas del noroeste de Estados Unidos y el oeste de Canadá sufrieran otra similar, en ciudades como Portland (Oregón), Seattle (Washington) y Vancouver (Columbia Británica canadiense), donde es mucho más inusual registrar estas altas temperaturas.